Escuchar este artículo

Se agudiza crisis en colegios privados

Lunes, 20 de Julio de 2020
Instituciones privadas entregarían los niños a colegios públicos.

La grave situación que atraviesa una gran parte de los colegios privados del departamento, ha puesto sobre la mesa difíciles decisiones que se tomarían en caso de seguir menguando los ingresos a estas instituciones. Cerrar sus puertas y entregarlos a los colegios públicos sería una de las opciones.

Ángel Suárez, presidente de la Asociación de Instituciones Educativas del Norte de Santander (Eduprinor), la cual asocia a 289 colegios privados de todo el departamento, explicó que la situación de las instituciones es bastante crítica, pues en este momento los pagos de pensiones se han detenido en cerca de un 95 por ciento, lo que significa que son muy pocos los padres que están cancelando la mensualidad.

Lo anterior, se justifica dada la crisis que está provocando el coronavirus en la economía y ninguno de los hogares escapa de esta terrible situación.

El presidente de Eduprinor señaló que conocen que los recursos que el Gobierno Nacional ha establecido por medio de los créditos condonables dirigidos a los padres para el pago de pensiones, solo llegan a los 30.000 millones de pesos, lo que de acuerdo a sus cuentas darían cerca de 25.000, máximo 30.000 subsidios para todo el país.

“Con esto quiero llamar la atención a la ciudadanía, porque el número de estudiantes que maneja la educación privada en el país asciende a 2 millones 700 mil alumnos, en cerca de 9.500 instituciones privadas, esto significa que menos del 5% de esta población en general sería beneficiaria de este crédito”, mencionó Suárez.

Añadió que lamentablemente estos apoyos poco solucionan la problemática de los padres de familia para pagar las pensiones, lo que a su vez agudiza la difícil crisis que atraviesan dueños, directivos y docentes de los colegios privados.

Lea También: Estudiantes empezaron a recibir los descuentos

Por esta razón, este grupo de instituciones pide un mayor apoyo a las autoridades locales, departamentales e, incluso, nacionales, pues de continuar la mala racha para los establecimientos educativos deberán cerrar sus puertas y finalmente entregar a la Secretaría de Educación sus estudiantes; situación a la que no quieren llegar.

Los padres de familia también alzan su voz para solicitar la atención tanto de la administración municipal como del Gobierno Nacional, pues no quieren dejar a sus hijos a la deriva en este momento tan crucial.

Margarita Rosas Angarita, madre de familia, dijo que hizo la documentación necesaria para acceder al subsidio del gobierno pero que no ha salido favorecida. Lamenta el poco apoyo que han tenido tanto los colegios como los padres de familia que hacen parte de estas instituciones privadas.

En manos del Ministerio de Educación

La secretaria de Educación departamental, Laura Cáceres Niño explicó que ya se han desarrollado varias reuniones con los representantes de los colegios privados y ellos han dado a conocer la angustiosa situación que atraviesan, sin embargo, no está en manos de la autoridad departamental el que estas instituciones reciban las ayudas oportunas.

“Desde la dependencia, haré conocer al Gobernador la situación porque al igual que  papás y directivos docentes no queremos que los colegios cierren sus puertas, la educación pública no daría abasto con tantos estudiantes. Lamentablemente está en manos del Ministerio de Educación el manejo de los recursos de la educación”, dijo Cáceres.

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda