Escuchar este artículo

Sugieren inclusión de Cúcuta en programas de sustitución de coca

Miércoles, 11 de Abril de 2018
Dos proyectos fueron presentados por la comunidad para salir de la actividad ilícita.

Aunque no hay certeza sobre la cantidad de coca sembrada en zona rural de Cúcuta, el alcalde César Rojas señaló que la presencia del cultivo amerita que el municipio sea incluido en los programas de sustitución. 

“En 2017 me enteré de que teníamos cultivos de coca y se lo he hecho conocer al Gobierno Nacional, porque Cúcuta también tiene que ser incluida en los programas”, declaró, dado que “el municipio no es tenido en cuenta y esas políticas públicas tienen que llegar a esta zona del departamento”.

Para algunos concejales, la confirmación de que haya coca en Cúcuta es alarmante, y coincidieron en que se debe corregir el problema.

El concejal Bachir Mirep expresó que se debe abordar el tema para que “no se afecte ni el municipio ni el área metropolitana, pues se perdería credibilidad, y sería considerada zona roja”.

Mencionó que se debería solicitar apoyo a los ministerios de Interior y Defensa para buscar alternativas con el Pnis  (Programa Nacional Integral de Sustitución), o con los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (Pdet), “para que las familias no acudan a la ilegalidad”.

Por su parte, el concejal Óscar Angarita dijo estar de acuerdo con el alcalde en el apoyo a las iniciativas de sustitución y fomento del agro, pero señaló que cualquier iniciativa debe pasar por la revisión del Plan de ordenamiento territorial, para definir si se requieren más zonas de reserva y áreas estratégicas. 

El concejal Óscar Sanabria también estuvo de acuerdo con el mandatario, y manifestó su preocupación “porque al paso que vamos, van a terminar metiendo esos cultivos hasta en el patio de la casa... Hasta dónde ha llegado este flagelo”.

El concejal Juan Capacho destacó que se reconozca la existencia de coca, pero insistió en la erradicación “porque está en riesgo un corredor estratégico hacia la frontera, más los coletazos de inseguridad y el aumento del consumo por parte de los jóvenes”.

Agregó que incluirse en los proyectos nacionales de sustitución no es del todo positivo, ya que estos “inundaron de coca el Catatumbo, con un negocio que no solo genera beneficios por el cultivo, sino también por no sembrar, en el monopolio de algunas organizaciones, con dudosa relación con los grupos que promueven la coca”.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Social y Económico, José Vargas Yuncosa, comentó que en una reciente reunión con cerca de 40 habitantes de Palmarito, se corroboró la voluntad comunitaria de acogerse a la sustitución.

“Presentaron dos proyectos: uno, de sacha inchi (una planta de la que se extrae aceite) y otro de caña, que está avanzando”, dijo.

Para el primer caso, se prestará asistencia técnica para definir la sostenibilidad financiera y confirmar la rentabilidad del proyecto, mientras que para el de caña ya hay un aporte de la Alcaldía de 100 millones de pesos, y la iniciativa podría ser respaldada por la Gobernación.

Image
La opinión
La Opinión