Escuchar este artículo

Temen avalancha por represamiento del río Táchira

Viernes, 9 de Junio de 2017
Las fuerte lluvias de los últimos días mantienen en alerta a los habitantes de Villa del Rosario.

Las lluvias caídas en los últimos días en la parte alta de la cuenca del río Táchira podrían generar una avalancha y provocar un desastre aguas abajo, donde está Villa del Rosario.

La advertencia la hicieron directivos de la Empresa Industrial y Comercial de Villa del Rosario (Eicviro E.S.P), tras noticias recibidas de habitantes de Herrán y Ragonvalia, donde se ha comenzado a represar el río por deslizamientos que han caído sobre su lecho.

Alberto Ramírez Moros, gerente de la compañía, manifestó a La Opinión que la información que se tiene es que del lado venezolano, a la altura del sitio conocido como Las Delicias, en límites con Herrán, se presentan deslizamientos en al menos cuatro lugares: El Cínaro, Punto Alianza, El Tabor y Los Lagos, los cuales amenazan con un represamiento mayúsculo que podría desencadenar el desbordamiento del río aguas abajo.

“El río en esa zona viene encañonado, y como las pendientes son muy verticales, se han producido deslaves y hay posibilidades de que se produzca una avalancha”, advirtió Ramírez, al tiempo que exhortó a las autoridades de Villa del Rosario para que adopten medidas de prevención en el corregimiento La Parada.

La Defensa Civil de Ragonvalia reportó ayer en la mañana fuertes lluvias en esa zona donde nace el río Táchira y alertó a las autoridades estar atentas a los niveles del afluente debido al deslave que se produjo en el sector del Oasis, del lado venezolano, que amenaza con un represamiento.

“Debemos estar atentos si súbitamente desciende el nivel de las aguas, situación que da por entendido que hay probabilidades de represamiento y, por supuesto, de desbordamientos”, señala el reporte del cuerpo de socorro.

Ramírez dijo que también se corre riesgos de que en caso de una creciente súbita la bocatoma del acueducto sufra daños y deba salir de operación para la captación de agua para el consumo de los cerca de 18 mil usuarios del municipio, que quedarían sin el servicio.

El directivo solicitó apoyo a la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos.

Image
La opinión
La Opinión