Escuchar este artículo

‘Vendedores informales, sin voluntad para dejar la calle’

Domingo, 29 de Abril de 2018
Continúan en los mismos sitios que ocupaban hace un año.

Pese a que dos fallos de tutelas  le ordenaron a la Alcaldía emprender acciones inmediatas para definir la situación de cien vendedores callejeros que tenían sus puestos a lo largo de la avenida quinta entre las calles 8 y la 12, una solución de fondo aún no se produce.

Los informales, según lo constató La Opinión, continúan ejerciendo su oficio en los andenes y en las calzadas, obstruyendo el paso de los peatones y carros.

Según se desprende de los fallos proferidos por el Juzgado Primero Penal para Adolescencia con Función de Control de Garantías, y por el Juzgado Sexto Civil de Cúcuta,  la Alcaldía de Cúcuta debió hacer un censo de tales vendedores, incluido un estudio socioeconómico para verificar si en realidad del oficio que desempeñan en la calle devengan su sustento familiar.

Pero también tenía que presentarles una oferta laboral con la que ellos pudieran seguir obteniendo los ingresos y no depender de sus ventas en las calles.

La sorpresa que se llevaron los jueces y los vecinos de la avenida quinta es que los vendedores continúan en los mismos sitios que ocupaban hace un año, cuando formularon las tutelas. “No se han ido de allí, lo que quiere decir que o no les han cumplido o no quieren abandonar las calles”, dijo el comerciante formal  Javier Fernández, uno de los afectados por las ventas informales.

“Lo que extraña es por qué si no se les han cumplido no han venido a instaurar el incidente de desacato, para actuar como lo dispone la ley”, dijeron funcionarios del Juzgado Primero Penal para Adolescencia con Función de Control de Garantías, que falló a favor de los vendedores.

La conclusión que se desprende de este comportamiento es que quieren seguir en la calle, no les interesa abandonarla, dijo el abogado Orlando Jiménez.

La Alcaldía, dijo el secretario de Gobierno, Oscar Gerardino, sí cumplió con las órdenes de los jueces. Nosotros hicimos tres convocatorias a estos vendedores, los censamos y les presentamos las ofertas laborales en los centros comerciales Oití y Las Mercedes, “pero extrañamente nadie aceptó”. Al ser indagado entonces por qué no se ha actuado con el despeje del espacio público, el funcionario anunció que se avanza en los detalles logísticos y jurídicos para desalojar las ventas que ocupan espacio público en el centro, preparación que le ha tomado a la Alcaldía al menos un año. 

Voceros de los vendedores anunciaron que están preparando el desacato contra la Alcaldía.

Image
La opinión
La Opinión