Escuchar este artículo

Expertos hablaron de la importancia de aprender a narrar la guerra en Colombia

Miércoles, 6 de Septiembre de 2017
Daniel Ferreira y Arturo Charria participaron de un conversatorio en la Fiesta del Libro.

El escritor colombiano Daniel Ferreira, autor de libros como ‘Rebelión de los oficios inútiles’ y ‘Viaje al interior de una gota de sangre’, junto con el coordinador de pedagogía del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, Arturo Charria; participaron en la Fiesta del Libro de Cúcuta en un conversatorio sobre ¿Cómo narrar la guerra en Colombia?

Para Daniel este es un interrogante que se ha tratado de resolver desde diferentes áreas y lenguajes. Sea cual sea el ámbito la pregunta plantea qué hacer con el pasado y desde la literatura el autor propone crear espacios para la reflexión.

Sobre el papel de los medios de comunicación y el manejo del lenguaje, Arturo señaló que los medios deben reinventarse, tienen competencia y hay saturación de información.

Por ello “no hay que caer en la trampa del facilismo en la noticia, hay portales de internet que solo juegan a poner titulares, noticias que no se leen pero se vuelven verdades”.

Para Arturo los medios deben tener una mirada crítica y humana acorde con los nuevos tiempos.

A su turno Daniel habló de los discursos dominantes, los cuales no son nuevos y los medios han sido copados por ellos.

Entonces, “en los medios  debe existir autocrítica, ese es el reto de los periodistas, mirar si van a seguir siendo sirvientes de esos discursos o si van a facilitar nuevas preguntas y dar la batalla para cambiar y cuestionar lo que sucede en la realidad”.

Con respecto a cómo llegarle a las juventudes con textos que involucren los hechos sangrientos del país, Arturo planteó que la lectura no puede imponerse y que los jóvenes deben enamorarse de ella.

Para ello, juegan un papel fundamental los docentes, buscando textos que les planteen preguntas y jugar con ellos en espacios diferentes al salón de clases.

Por su parte Daniel, dijo que la lectura no aumenta sola, debe ser el resultado de una cadena cultural que permita aumentar la profundidad.

Por ejemplo, “una Fiesta del Libro como la de Cúcuta, es importantísima por tanto se convierte en eje cultural que permea otras áreas del conocimiento”, acotó Daniel Ferreira.

Image
Eduardo Rozo