Escuchar este artículo

‘La generación sin nombre’ sigue viva

Viernes, 6 de Diciembre de 2019
Ese grupo de poetas de diferentes regiones logró un cambio radical de la prosa colombiana.

Los versos que componían los poetas a finales de la década de los 70 identificaron a un grupo de jóvenes que marcaron un antes y un después en la historia literaria del país. 

Por aquellos días, en pleno auge del rock en inglés y de los Beatles, del hipismo, de la revolución cubana, del Frente Nacional, la muerte de Ernesto ‘Che’ Guevara y de la explosión de la literatura latinoamericana, surgió un grupo de poetas de diferentes regiones, que a pesar de su juventud, logró un cambio radical de la prosa colombiana diseñando una transición entre el nadaísmo a un yo íntimo. 

“Cada uno de los integrantes de 'La Generación sin nombre', como se le conoció a este grupo, han permitido que la literatura se haya ampliado y profundizado en temas sociales, investigativos, políticos y de desarrollo cultural”, así lo manifestó José Luis Díaz Granados,  poeta y máximo promotor de la literatura clásica. 

(En el ovalo se aprecia parte de la exposición que puede ser observada en el Museo Norte de Santander y Ciudad de Cúcuta.)

Él, estuvo en Cúcuta por invitación del Museo Norte de Santander y Ciudad de Cúcuta, ente cultural que le rindió un homenaje al poeta cucuteño David Bonell Rovira. 

Él, hace parte de la selecta lista de poetas que con sus aportes literarios fue pieza clave en ese cambio de época. Se destacó por publicar La noche de madera, reconocida al ocupar el tercer puesto en el Premio Nacional Guillermo Valencia, que también tuvo como ganadores a Jorge Rojas y a Álvaro Mutis. 

El homenaje a Bonells se inició en el área cultural del Banco de la República, donde se leyeron poemas, algunos inéditos. Seguidamente se inauguró en el Museo Norte la exposición La generación sin nombre, producida por la Universidad Central de Bogotá.

“Es como si los mejores amigos se reunieran y celebraran un cumpleaños eterno, estoy contento de  que se haga este tipo de homenajes a toda una generación que se unió con el fin de revivir el arte de la poesía y no dejarla moribunda y al borde de la muerte”, sentenció Bonells.

Image
La opinión
La Opinión