Escuchar este artículo

Película ‘un nuevo comienzo’, promete dar sorpresas en el cine

Martes, 26 de Junio de 2018
Este jueves la comedia británica se estrenará en distintas salas de cine del país.

Una serie de personajes de mediana edad, carismáticos y de clase media, encuentran en el baile la clave para darle una nueva oportunidad a sus vidas, es el corazón de la historia de la nueva comedia romántica de Richard Loncraine, ‘Un nuevo comienzo’, que este jueves se estrena en las salas de cine del país.

Con un elenco reconocido encabezado por Imelda Staunton, Timothy Spall, Celia Imrie, David Haymen y Joanna Lumley, ha sido elogiada por el uso del humor característico de los británicos, pero en especial por el trabajo desarrollado con la danza que nutre la historia de momentos de intensa alegría y situaciones bastantes conmovedoras.

La historia inicia con Sandra, quien parece tenerlo todo; un matrimonio feliz, un buen ingreso y un círculo social sofisticado. Está lista para retirarse y cumplir con un plan establecido de vida. Pero lo pierde todo en un instante, cuando descubre que su esposo de más de 30 años de edad la está engañando con su mejor amiga.

Así es como Sandra huye de su lujoso círculo social y se refugia con su hermana, Bif, una mujer bohemia que vive con muy poco, pero lo que sí tiene Bif es un estilo de vida libre, unos muy buenos amigos y un amor por el baile que pronto le dan luces a Sandra para emprender una nueva vida.

El reconocido coreógrafo Mark Jennings fue el encargado de coordinar y dirigir cada una de las escenas de baile que nutren esta divertida comedia británica.

Buen ritmo

-A lo largo de la película, este elenco tiene una especie de viaje por medio de la danza. ¿Cómo fue organizarlo?

El viaje que emprendimos nosotros tras escenas es en realidad el que se ve en la historia de la película. Cuando llegaron a grabar su energía estaba muy dispersa y no sabían bien qué pasaba, pero cuando empezamos, cuando nos metimos a hacer bien el trabajo se podía ver el cambio, todos eran brillantes.

-¿Y los bailarines que participaron en la película?

Todos son bailarines de verdad, profesionales retirados que trabajaron en el West End de Londres. Todos estuvieron en muchos shows entonces lo vivieron como una cosa nostálgica, se volvieron a encontrar en ensayos con sus viejos amigos. La atmósfera era de familia, todos los actores principales (Imelda Staunton, Timothy Spall, Celia Imrie) se unieron de inmediato al grupo.

-¿Cómo se vivió esa atmósfera en el set?

Era una sensación increíble, existía una unión, un compañerismo entre todos, desde los bailarines de apoyo hasta los actores principales. No se sentía una división entre ellos, siempre estaban todos juntos como un gran grupo. Eso lo mostramos en los ensayos, los tratamos a todos por igual y todos estaban pasando un buen rato, era como si estuviéramos reunidos un viernes. Solo faltaba una copa.

-Hablemos un poco más de los actores principales. ¿Cómo fue el acercamiento de ellos a la danza?

Imelda fue como una coreógrafa asistente. Todo lo que hacíamos era aprobado por ella, lo pensaba mucho y siempre aportaba ideas. Pero todos, incluyendo David Hayman y Joanna Lumley, estaban muy dispuestos. Muchas veces los actores se sienten vulnerables al bailar, porque no es lo suyo, pero este grupo asumió el reto y se dedicó a cumplirlo.

-En la película el grupo de bailarines tiene una gran presentación en Roma...

En Roma nos tomamos más en serio el baile. La otra escena grande, en Piccadilly (Londres), es más divertida, más informal, espontánea. En Roma es una cosa más pensada y hasta dentro de la escena es claro que los bailarines se toman la cosa más enserio porque es un momento más importante en un sentido narrativo. Desde el punto de vista de la danza incorporamos elementos de vals, de tap-dancing, que son cosas más de presentar en un teatro.

-Hay una gran variedad de estilos de baile en la película...

No es para nada una película promedio, que se ve un poco de baile de salón y nada más. En un punto ponemos a todos los hombres a hacer el baile del robot y hasta incluimos elementos de hip-hop.  Vamos desde la A hasta la Z del baile y la gente se va a llevar varias sorpresas. Y no es a medias, los actores lo hacen enserio, se dedicaron a hacerlo en grande. Es emocionante, dan ganas de pararse y bailar con ellos

Image
Colprensa
Colprensa