Escuchar este artículo

Se estrenó en Cúcuta ‘El secreto de Alfinger’

Viernes, 14 de Julio de 2017
La producción, dirigida por Miguel Páez Pacheco, fue radada en Ocaña.

Hace cinco años se gestó en Ocaña un proyecto para impulsar el cine y tras intensas jornadas se logró el rodaje de tres películas. La última: ‘El secreto de Alfinger’, se estrenó esta semana en Cúcuta.

La producción dirigida por Miguel Páez Pacheco cautivó en la capital de Norte de Santander y surgió como iniciativa de la fundación Juan C. Pacheco de Ocaña.

“Ellos, liderados por Martha Pacheco, vieron en el cine un medio de impacto para llegarle a la gente y se grabó la primera película que fue ‘El hijo de la Independencia’. Luego vino ‘Leonelda, la rebelión de los Burburas’ y ahora se estrenó Alfinger, basada en una leyenda poco conocida que se rescató por medio de una historia de aventura”.

El director Páez en entrevista con La Opinión, contó detalles del rodaje y de la importancia de impulsar el cine.

Miguel Páez Pacheco, director de la película.

¿Quién es Alfinger?

La película narra la historia de un arqueólogo contratado para buscar el tesoro perdido del conquistador Alfinger. Él llegó a Venezuela, pasó a Santa Ana de Coro, a Riohacha y bajó al Magdalena. Su misión no era fundar pueblos como los españoles, sino buscar tesoros.

¿Película histórica?

Contamos la historia de tal manera que el público no sienta que le están dando una clase de historia. Alfinger en sus viajes pasa por Ocaña y cuenta la leyenda que antes de morir asesinado por indios, los mata y entierra el tesoro en el pozo ‘La culeca’, en el río Tejo.

¿Cómo se gestó la producción?

Presentamos un proyecto al Programa de Concertación del Ministerio de Cultura y nos apoyaron con $16 millones. Luego se vinculó la Gobernación de Norte de Santander con $20 millones, a través de la Secretaría de Cultura. La fundación Juan C. Pacheco tiene una red de colaboradores consolidada y se consiguieron donaciones. El proyecto está por los $300 millones, pero hablar de cifras es relativo porque no le podemos poner precio a los favores de la comunidad ocañera.

¿Los actores son de la región?

Se hizo un casting al que se postularon más de 250 personas y se seleccionaron 100, con los que se hicieron talleres de actuación. Para ello se tiene a la fundación Cinecorp y tras la formación se escogió al reparto. Lo interesante es que a quienes no quedaron, siguen vinculados con formación hasta que tengan el nivel para vincularse a producciones.

¿Cuál es el aporte cultural de la película al departamento?

Es sociocultural. En Ocaña no había actores, sonidistas, productores, camarógrafos y hemos formado a estos profesionales en cinco años. También está la generación de empleo a madres cabeza de familia a quienes se les compran los alimentos. Además de generar sentido de pertenencia y rescatar las tradiciones de la Provincia.

¿Dónde se podrá ver la película?

La agenda es presentarla en los municipios de la Provincia de Ocaña y a fin de año en Bogotá. 

¿Vienen más producciones?

Sigue ‘El guardián de los ríos’, un proyecto ecológico con talento nortesantandereano. Nos enfocamos en un río donde un biólogo encontró dos especies nuevas de peces. Cuando fuimos a grabar Alfinger nos encontramos un cangrejo y resulta que estos animales no van a estar dentro de un año si sigue el deterioro del río. Entonces, el objetivo es hacer caer en cuenta de que se tiene una gran cuenca que vale más que el dinero.

Image
Eduardo Rozo