Escuchar este artículo

Cómo crear una idea de negocio exitosa

Jueves, 28 de Marzo de 2019
Algunos consejos que le facilitarán el proceso, si está pensando en crear su propia empresa.

En tiempos en los que los gustos y las necesidades están cambiando permanentemente, crear una idea de negocio o un emprendimiento requiere cada vez más esfuerzo.

Sin embargo, encontrar una idea puede ser tan simple como mantener los ojos abiertos y prestar atención a los nuevos negocios.

Jaime Franco, consultor en innovación, explicó que las ideas se convierten en emprendimientos o innovación cuando tienen valor y no se quedan en simple inspiración.

Si está pensando en crear su propia empresa, pero no tiene ninguna idea que le convenza lo suficiente, estos consejos le ayudarán a facilitar el proceso.

Una buena actitud

La motivación es el principal motor de cualquier emprendimiento o proyecto nuevo. Los expertos en el tema explican que tener una actitud positiva es estar dispuesto a enfrentarse a todo tipo de situaciones sin desfallecer ni perder el impulso.

Fernando Meneses, líder de emprendimiento de la Universidad Minuto de Dios, considera que lo más importante es hacer un análisis retrospectivo para saber que le hace falta y si tiene la capacidad de mejorar en esos componentes.

“No quiere decir que porque algo me hace falta no voy a seguir, tengo que mirar con quién puedo aliarme para mejorar”, agregó.

Según los expertos cada proyecto tiene una particularidad y requiere de conocimiento, que va de la mano de la actitud.

“Si la gente tiene la actitud profundiza, estudia, se para de frente y asume los riesgos”.

Le puede interesar Las tendencias que revolucionarán la forma de producir alimentos

Buscar las necesidades del mercado

La propuesta de valor consiste en encontrar algo valioso para los clientes, que marque la diferencia en el mercado.

“Que haya un componente de innovación, que sea eficiente en costos, que alivie los problemas de los clientes, de eso se trata”, explica.

Franco por su parte considera que en cualquier emprendimiento, ya sea que busque resultados monetarios o satisfacción y felicidad, debe apostarle a las necesidades básicas.

“Entre más básica sea la necesidad se tiende a tener mayor éxito en el modelo de negocio, por ejemplo, si te dedicas a la venta de alimentos, es muy seguro que tendrás más consumidores interesados que si te dedicas a algo espiritual o de última satisfacción, no tendrás la misma aceptación”, agregó.

Entender las tendencias

Entender hacia donde van las tendencias y adecuarse al mundo actual y futuro es fundamental para lograr el éxito.

“Por ejemplo, si te adecuas a las criptomonedas es más seguro que tu negocio va tener más  éxito en el futuro  que aquel que quiere monetizar día a día a punta de pesos colombianos”, agregó Franco.

Por su parte, Pedro Cacua, líder de emprendimiento de la Cámara de Comercio de Pamplona, explicó que hay que tener en cuenta el entorno.

“Si la gente no está adecuada a la tecnología, esos modelos no funcionarían”, dijo.

Según Cacua, temas como la conectividad aún siguen siendo un reto importante para regiones como Norte de Santander.

Sin embargo, pensar en emprendimientos disruptivos o salidos de lo común no se puede descartar.

Romper los esquemas considerando qué le preocupa a los clientes o que necesitan, para dónde va el mercado y qué investigaciones se están llevando a cabo son una catapulta para el emprendimiento.

Ser diferente

Así como no se le puede pedir peras a un olmo, hay que entender el fuerte de las regiones donde se piensa desarrollar el emprendimiento o hacia donde se quiera llegar.

“Por ejemplo, si estamos en una región productora de durazno, pero no vamos más allá de vender la fruta fresca o en almíbar, vamos a saturar el mercado con mucha oferta, pero llegará el punto en el que no haya la suficiente demanda”, explicó Cacua.

En este caso, explica, podrían aprovecharse otros elementos de la fruta  como la pepa para crear otros productos u otras formas de procesarla como pasabocas saludables.

Se pueden identificar las tendencias y aprovechar las oportunidades para convertirlas en un proyecto diferente e innovador.

“Tratar de estar no solo dos, sino cincuenta pasos adelante, no importa que estemos en el mismo mercado, si lo que tu produces tiene un valor agregado vas a obtener una mayor economía”, considera Franco.

Llevar a la práctica 

Finalmente, los expertos coinciden en que si las ideas no se materializan y las personas se quedan esperando el momento adecuado para atreverse a llevarlas la práctica, no están en nada.

“La gente tiene la creencia de que las ideas son únicas y son secretas, todos podemos tener la misma idea, pero cada persona es diferente y la desarrolla de manera diferente”, dijo Cacua.

La dinámica actual del mercado obliga a llevar soluciones rápido, adaptarse  y probar.

“No es quedarse dándole vueltas a la idea, porque nunca va a encontrar el momento adecuado. Los proyectos de escritorio son muy buenos, pero entrar al mercado es dar el paso final, hay que llevarlos a la práctica”, dijo.

Image
Katherine Villamizar Leal