Escuchar este artículo

Continúa disputa entre China y EE.UU.

Domingo, 5 de Agosto de 2018
Los países asiáticos han expresado su preocupación por el impacto potencialmente devastador de una guerra comercial.

El ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, afirmó que la amenaza de su país de imponer aranceles por 60.000 millones de dólares a importaciones de bienes estadounidenses en un contexto de guerra comercial está “plenamente justificada”.

Pekín amenazó con subir las tasas a las importaciones después de que la administración estadounidense desafiara con aumentar de 10% a 25% las tasas a importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares. 

Los países asiáticos miembros del foro de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (Asean) han expresado su preocupación por el impacto potencialmente devastador de una guerra comercial entre Estados Unidos y China, en la reunión del foro celebrada durante el fin de semana en Singapur.

El miedo a una disputa comercial entre las dos primeras economías del mundo, es porque tendría consecuencias devastadoras para los vecinos de China, por lo que el tema dominó los debates de la reunión ministerial de la Asean.

Wang, en unas declaraciones realizadas al margen del foro explicó que, “estas medidas se toman para defender los intereses del pueblo chino” y “del sistema de libre comercio global”. 

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo la semana pasada que China “no debía subestimar la determinación” del presidente Donald Trump respecto a las relaciones comerciales mutuas. 

Además, Kudlow se burló del gigante asiático en una entrevista en Bloomberg, asegurando que “su economía y divisa son débiles, y la gente está saliendo del país”.

Wang respondió a estas declaraciones en Singapur, “si la economía China va bien o no, creo que está claro para la comunidad internacional global”, añadiendo que contribuyen enormemente al crecimiento mundial.

No veo porqué habrá llegado a la conclusión de que la economía China no va bien”, indicó el ministro chino.

Image
AFP
AFP