Escuchar este artículo

Efecto de la tasa de interés se verá en el segundo semestre del año

Miércoles, 28 de Junio de 2017
80 proyectos de construcción activos en Cúcuta incluyen hoteles y un centro comercial.

El recorte de las tasas de interés por parte del Banco de la República puede generar algún impulso de la cartera hipotecaria de Norte de Santander para el próximo semestre. 

El Emisor bajó en mayo 25 puntos básicos la tasa de interés, quedando en 6,25%, situación que puede ser aprovechada por el sector de la construcción. 

A pesar de la recesión económica,  la construcción se ha mantenido estable, con un comportamiento similar a 2016, esto se debe a los incentivos que ha ofrecido el Gobierno Nacional, en el tema de los subsidios y las tasas de interés. 

Según cifras de Camacol Cúcuta y Nororiente, actualmente hay 80 proyectos de construcción activos en la ciudad, que incluye algunos hoteles y un centro comercial.

La gerente regional de Camacol, Margarita Contreras Díaz, destacó que la disminución de las tasas de interés del Banco de la República impulsará la cartera hipotecaria. “Aunque consideramos que el efecto no se dará de inmediato y que las tasas varían de acuerdo a cada banco, si se espera un repunte en la compra de vivienda para el próximo semestre”, indicó.  

Sandra Marcela Murcia, directora del Sistema Habitacional del ministerio de Vivienda, en una reunión de trabajo con los constructores de la ciudad, destacó que el departamento está en el puesto número cinco, con mayor asignación de cupos para proyectos de ‘Mi casa Ya’.

“Eso quiere decir que en el departamento hay confianza  y que los constructores aún están invirtiendo en el departamento”.

La disminución de las tasas de interés surge en un momento en el que los bancos tienen un gran compromiso comercial de bajar las tasas  para hacer los cierres financieros, y de esta manera, también se beneficiará el sector de la construcción, precisó Murcia. 

Cartera crediticia

Juana Téllez, economista jefe del BBVA Research para Colombia, aseguró que los efectos de la caída de las tasas de interés se demoran. Aseguró que la cartera de consumo y la hipotecaria se mantienen, pero cartera comercial está rezagada. Los indicadores económicos y la confianza no fueron buenos durante el primer semestre afectando las inversiones de las empresas.

Image
Cenay Sánchez