Escuchar este artículo

Filas inexplicables en las estaciones de combustible

Viernes, 3 de Julio de 2020
Autoridades controlan que no haya reventa.

Norte de Santander ha disminuido su demanda de combustibles por causa de las medidas de aislamiento que buscan contener la COVID-19. Según los datos de consumo, el departamento solo gastó el 89 % del cupo total mensual asignado para junio.

Según el Ministerio de Minas y Energía desde el 1 de julio se inició el conteo del nuevo cupo mensual, por lo que ninguna estación de la ciudad y de la región puede vender combustibles por encima del precio preferencial de zonas de frontera.

Sin embargo, las filas en las estaciones se han visto durante toda la semana. Una de las posibles razones es que haya una demanda alterna de combustible, que por la escasez de gasolina en el Táchira, el contrabando se convierta de nuevo en una práctica habitual para la golpeada economía local.

Mario Arévalo, gerente de Coomulpinort, explicó que están seguros que no hay un contrabando de extracción hacia el vecino país.

“Hay un aumento de carros particulares rondando en la ciudad, son la mayoría en las filas en las estaciones y esa es la razón que ha disparado la demanda en los últimos días”, indicó Arévalo.

El gerente de Coomulpinort dijo que es mentira que la gasolina local se está desviando hacia Venezuela, porque en el vecino país un galón vale 5 dólares ($20.000), un monto muy alto para el bolsillo de los hogares venezolanos.

“El precio no permite que pasar combustibles hacia Venezuela sea algo rentable, no puedo decir que no pasan cantidades pequeñas o galones, pero no hay un contrabando de extracción, y la demanda ha aumentado por los vehículos particulares que están rodando en la ciudad, a pesar de la cuarentena”, explicó Arévalo.

Esta semana, desde el Ministerio informaron que Cúcuta consumió el 84 % del cupo total asignado. Mientras que el área metropolitana (El Zulia, Los Patios, San Cayetano y Villa del Rosario) consumió el 86 % del cupo asignado.

Según los voceros de las estaciones, la expectativa es que para el fin de semana ya se normalice las filas y la demanda de combustibles en la ciudad.

Image
La opinión
La Opinión