Formulario de búsqueda

-
Lunes, 12 Febrero 2018 - 12:30pm

La odisea de los venezolanos que esperan en Cúcuta dinero del exterior

La mayoría de sus familiares están trabajando fuera para mandarles plata.

@EfectoCocuyo
Estas son las filas de venezolanos en el parque Santander esperando su turno.
/ Foto: @EfectoCocuyo

En el centro de Cúcuta, el cruce fronterizo más concurrido entre Colombia y Venezuela, opera un mercado de divisas callejero al que acuden a diario centenares de venezolanos para recibir remesas del exterior que les permitan aguantar la crisis en su país.

La interminable fila de gente que espera recibir el dinero atraviesa el Parque Santander, donde las palomas revolotean entre la gente que busca guarecerse del sol de justicia que impera en Cúcuta y que marca los horarios de trabajo y de siesta en la ciudad.

Frente a la plaza dedicada al General Francisco de Paula Santander, héroe neogranadino de la Independencia, se encuentra la casa de cambio a la que acude buena parte de los venezolanos para reclamar las remesas que les llegan de terceros países y poder comprar alimentos o medicinas y, en algunos casos, los boletos de autobús para migrar a Ecuador, Perú o Chile.

Esas remesas deberían recibirlas en Venezuela, pero debido a las limitaciones monetarias impuestas por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, que redujeron el efectivo circulante, miles de ciudadanos tienen que trasladarse a Cúcuta a diario para reclamar los pequeños fajos de dinero que son su esperanza.

En medio del parque, en una calurosa mañana cucuteña, personas de todas las edades ven pasar las horas en la fila, rezando para que cuando llegue su turno en la ventanilla aún quede dinero en efectivo.

Magali Prado, una venezolana de 47 años, está en la fila desde hace más de cuatro horas, sufre de diabetes y tuvo que venir desde San Juan de Colón, en el vecino estado Táchira, para retirar el dinero que sus hijos le envían.

"La mayoría de nuestros hijos está trabajando fuera para poder mandarnos a los que estamos enfermos, para cubrir nuestros medicamentos, para la comida", dice Prado a Efe.

La mujer tiene un hijo que trabaja en Perú y una hija en Chile, ambos le mandan dinero para que pague sus medicinas, imposibles de conseguir en Venezuela, por lo que aprovecha el viaje a Cúcuta para comprarlas en cualquier farmacia.

"Lamentándolo mucho, en Venezuela no hay medicamentos y para nadie es un secreto cómo estamos nosotros los venezolanos", sentencia.

Recordar el esfuerzo que hacen dos de sus hijos para ayudarla a ella y al resto de la familia le causa un dolor que no puede ocultar.

"Mi hija es una ingeniera petroquímica que le tocó irse a trabajar a un restaurante para poder costearme los medicamentos, es muy triste y lamentable", dice con la voz quebrada.

Todos los meses, Prado hace el viaje de más de hora y media por carretera hasta Cúcuta, pero el puesto fronterizo debe cruzarlo a pie porque está vedada la circulación de vehículos por orden del gobierno bolivariano.

La mujer no se cansa de lamentarse por la situación de su país, pero aun así no piensa en irse al exterior, camino que ya han tomado millones de sus compatriotas, una diáspora extendida por todo el mundo.

"Es muy lamentable y siempre le pido a mi Dios, pero yo no me voy de mi país porque ahí nací (...). Si tengo que morir, muero en mi país", afirma con convicción.

Como ella, hay muchos venezolanos que no quieren abandonar su tierra mientras puedan seguir cruzando la frontera para abastecerse, pero las cifras muestran que también hay muchos que pasan a Colombia para no regresar.

En la misma fila de la casa de cambio está Edgar Castillo, de 40 años, a quien se le nota el cansancio de un viaje más de 12 horas desde Valencia (centro de Venezuela) hasta Cúcuta.

Castillo expresa preocupación por lo lento que avanza la fila y teme no alcanzar a retirar el dinero, lo que le obligaría a dormir en el Parque Santander para asegurarse un lugar más privilegiado al día siguiente.

"Tengo como tres horas ya (en la fila), estaba por allá lejos y no se ha movido más. No sabemos si hay efectivo o no hay efectivo", dice a Efe.

Castillo también tiene problemas de salud, pero en su caso el dinero que espera de familiares que están en Perú no es para mantenerse sino para viajar a ese país en busca de empleo y, cuando pueda, llevar también a su esposa y tres hijos que se quedaron en Venezuela.

"La rutina que tenemos es fuerte, no hemos descansado, no hemos dormido, todo este ajetreo es muy fuerte", dice Castillo, cuya condición es de cuidado porque asegura que tiene tres prótesis en la columna.

Preocupado por su salud explica: "No puedo trabajar cargando peso y ya me ves -señala las maletas que trae consigo-, tengo que hacerlo; primero por mí, y segundo, para sacar a mi familia de allá mientras se acomoda la situación". Es el drama que vive la mayoría de los venezolanos. 

* Héctor Neira Rangel | EFE

EFE

@EFEnoticias

Agencia de noticias internacional fundada en Burgos el 3 de enero de 1939.

Suscríbete y recibe las últimas noticias de La Opinión
Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad

Publicidad
Fútbol
Artículo

Así vivió el Unión Magdalena el partido del Cúcuta

Santa Marta celebró la victoria motilona ante Llaneros. El equipo bananero también está en la A, tras 13 años.

@HoyDiarioMag y @UnionMagdalena
Cúcuta
Artículo

Estudiantes universitarios salen nuevamente a protestar

Para exigirle al Gobierno Nacional más recursos económicos para la educación superior.

Archivo / La Opinión
Publicidad
Colombia
Artículo

Dos muertes enturbian la trama de Odebrecht

La tragedia familiar Pizano se convirtió en un escándalo nacional.

Colprensa
Mundo
Artículo

Incendios en California siguen sumando muertos

Según último registro, van 59 muertos y unos 130 desaparecidos. 

AFP
Publicidad
Mundo
Artículo

Condena a Rusia por arrestos del opositor Navalni

Así lo dio a conocer el Tribunal Europeo de derechos humanos.

AFP
Cúcuta
Artículo

Taxistas: corrupción, en el censo de taxis

La cifra de 8.878 de estos vehículos rodando en las calles de Cúcuta, sorprendió. 

Juan Pablo Cohen / La Opinión
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Pamplona
Artículo

El parque Águeda Gallardo de Pamplona pierde brillo

La alcaldía debía asumir el mantenimiento.

Roberto Ospino / La Opinión
Economía
Artículo

Buscan ‘multiplicar’ los peces en los ríos Zulia y Peralonso

Un piscicultor inició la cría de varias especies de peces nativas hace 18 años en San Cayetano.

Cortesía
Publicidad
Cúcuta
Artículo

En buses en mal estado transportan a niños de la zona rural de Cúcuta

El pasado martes se presentó un accidente en la carretera La Represa-Buena Esperanza.

Cortesía
Economía
Artículo

En Cúcuta, sede de la Agencia de Hidrocarburos

Para apoyar a las empresas interesadas en reactivar la actividad exploratoria en Norte de Santander. 

Archivo
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.