Formulario de búsqueda

-
Lunes, 12 Febrero 2018 - 12:30pm

La odisea de los venezolanos que esperan en Cúcuta dinero del exterior

La mayoría de sus familiares están trabajando fuera para mandarles plata.

@EfectoCocuyo
Estas son las filas de venezolanos en el parque Santander esperando su turno.
/ Foto: @EfectoCocuyo

En el centro de Cúcuta, el cruce fronterizo más concurrido entre Colombia y Venezuela, opera un mercado de divisas callejero al que acuden a diario centenares de venezolanos para recibir remesas del exterior que les permitan aguantar la crisis en su país.

La interminable fila de gente que espera recibir el dinero atraviesa el Parque Santander, donde las palomas revolotean entre la gente que busca guarecerse del sol de justicia que impera en Cúcuta y que marca los horarios de trabajo y de siesta en la ciudad.

Frente a la plaza dedicada al General Francisco de Paula Santander, héroe neogranadino de la Independencia, se encuentra la casa de cambio a la que acude buena parte de los venezolanos para reclamar las remesas que les llegan de terceros países y poder comprar alimentos o medicinas y, en algunos casos, los boletos de autobús para migrar a Ecuador, Perú o Chile.

Esas remesas deberían recibirlas en Venezuela, pero debido a las limitaciones monetarias impuestas por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, que redujeron el efectivo circulante, miles de ciudadanos tienen que trasladarse a Cúcuta a diario para reclamar los pequeños fajos de dinero que son su esperanza.

En medio del parque, en una calurosa mañana cucuteña, personas de todas las edades ven pasar las horas en la fila, rezando para que cuando llegue su turno en la ventanilla aún quede dinero en efectivo.

Magali Prado, una venezolana de 47 años, está en la fila desde hace más de cuatro horas, sufre de diabetes y tuvo que venir desde San Juan de Colón, en el vecino estado Táchira, para retirar el dinero que sus hijos le envían.

"La mayoría de nuestros hijos está trabajando fuera para poder mandarnos a los que estamos enfermos, para cubrir nuestros medicamentos, para la comida", dice Prado a Efe.

La mujer tiene un hijo que trabaja en Perú y una hija en Chile, ambos le mandan dinero para que pague sus medicinas, imposibles de conseguir en Venezuela, por lo que aprovecha el viaje a Cúcuta para comprarlas en cualquier farmacia.

"Lamentándolo mucho, en Venezuela no hay medicamentos y para nadie es un secreto cómo estamos nosotros los venezolanos", sentencia.

Recordar el esfuerzo que hacen dos de sus hijos para ayudarla a ella y al resto de la familia le causa un dolor que no puede ocultar.

"Mi hija es una ingeniera petroquímica que le tocó irse a trabajar a un restaurante para poder costearme los medicamentos, es muy triste y lamentable", dice con la voz quebrada.

Todos los meses, Prado hace el viaje de más de hora y media por carretera hasta Cúcuta, pero el puesto fronterizo debe cruzarlo a pie porque está vedada la circulación de vehículos por orden del gobierno bolivariano.

La mujer no se cansa de lamentarse por la situación de su país, pero aun así no piensa en irse al exterior, camino que ya han tomado millones de sus compatriotas, una diáspora extendida por todo el mundo.

"Es muy lamentable y siempre le pido a mi Dios, pero yo no me voy de mi país porque ahí nací (...). Si tengo que morir, muero en mi país", afirma con convicción.

Como ella, hay muchos venezolanos que no quieren abandonar su tierra mientras puedan seguir cruzando la frontera para abastecerse, pero las cifras muestran que también hay muchos que pasan a Colombia para no regresar.

En la misma fila de la casa de cambio está Edgar Castillo, de 40 años, a quien se le nota el cansancio de un viaje más de 12 horas desde Valencia (centro de Venezuela) hasta Cúcuta.

Castillo expresa preocupación por lo lento que avanza la fila y teme no alcanzar a retirar el dinero, lo que le obligaría a dormir en el Parque Santander para asegurarse un lugar más privilegiado al día siguiente.

"Tengo como tres horas ya (en la fila), estaba por allá lejos y no se ha movido más. No sabemos si hay efectivo o no hay efectivo", dice a Efe.

Castillo también tiene problemas de salud, pero en su caso el dinero que espera de familiares que están en Perú no es para mantenerse sino para viajar a ese país en busca de empleo y, cuando pueda, llevar también a su esposa y tres hijos que se quedaron en Venezuela.

"La rutina que tenemos es fuerte, no hemos descansado, no hemos dormido, todo este ajetreo es muy fuerte", dice Castillo, cuya condición es de cuidado porque asegura que tiene tres prótesis en la columna.

Preocupado por su salud explica: "No puedo trabajar cargando peso y ya me ves -señala las maletas que trae consigo-, tengo que hacerlo; primero por mí, y segundo, para sacar a mi familia de allá mientras se acomoda la situación". Es el drama que vive la mayoría de los venezolanos. 

* Héctor Neira Rangel | EFE

EFE

@EFEnoticias

Agencia de noticias internacional fundada en Burgos el 3 de enero de 1939.

Suscríbete y recibe las últimas noticias de La Opinión
Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad

Publicidad
Colombia
Artículo

40 exguerrilleros asesinados tras firma de la paz con las Farc

El presidente Santos lamentó la situación y recalcó que se esfuerzan para que no ocurran más casos. 

Presidencia
Cultura
Artículo

Murió el gigante de la literatura de EEUU Philip Roth

El escritor, Premio Pulitzer de Ficción por su libro ‘American Pastoral’,  falleció a los 85 años.

AFP
Publicidad
Colombia
Artículo

‘La Diabla’ perdió beneficio de casa por cárcel

La mujer fue enviada a la cárcel El Buen Pastor de Barranquilla, tras ser sorprendida en una discoteca sin el brazalete.

Tomada de Twitter @cantillojuanma
Por los barrios
Artículo

Líderes de comunas 7 y 8 de Cúcuta expresaron necesidades al alcalde

César Rojas manifestó a los dirigentes que sus requerimientos serán analizados y priorizados.

Colprensa
Publicidad
Colombia
Artículo

‘Cartel de refrigerios’ tumbaba a FFMM

Siete empresas y 11 personas naturales son investigadas, indicó la Superindustria.

Colprensa
Cúcuta
Artículo

En Cúcuta, los árboles viven su mala hora

La advertencia está contenida en un estudio sobre silvicultura urbana de Corponor.

Obando
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Zona verde
Galería de imagenes

En El Malecón cambiaron los colores del paisaje

Gracias al trabajo de la Asociación Ecológica Los Oitíes, con apoyo de Corponor.

Orlando Carvajal
Pamplona
Artículo

Consejo de seguridad comunal en Pamplona

Fuerza pública tiene 45 días para mejorar la seguridad.

Roberto Ospino
Publicidad
Entretenimiento
Artículo

‘Carretín’, 50 años debajo de las carpas

14 vestidos conforman su ajuar de payaso.

Édgar Cusgüen
Región
Artículo

Estudiantes de UFPS abogan por beneficios reales

Sería contraproducente que se registren enfrentamientos entre seguidores de los candidatos.

Obando
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.