Escuchar este artículo

Lo que las empresas deben tener en cuenta para importaciones

Jueves, 13 de Agosto de 2020
Una de las necesidades en Colombia radica en la disminución de riesgos al recibir productos defectuosos.

Todos aquellos procesos e insumos que hacen parte de la economía y de las diferentes industrias que la componen atraviesan, en su  cadena de producción, procesos de alta complejidad y requieren diversas estrategias para su correcto funcionamiento, materiales o mercancías, herramientas novedosas, transportes eficientes y un talento humano calificado encargado, no solo de administrarlos, sino de generar nuevo conocimiento frente a los retos y a las dificultades que plantean estos procesos. 

Sin embargo, la crisis económica que enfrentan los países de Latinoamérica y del mundo debido al cierre de fronteras y a las medidas tomadas en relación a la bioseguridad por la pandemia de coronavirus han afectado a todo el sistema económico, pues gran parte de los gremios industriales y manufactureros han tenido que restringir la producción, o en un peor panorama, cerrar sus empresas. 

Y aunque poco a poco se ha podido reactivar el comercio interior, el exterior no ha corrido con la misma suerte. Según cifras del  Dane, las importaciones de Colombia en abril de 2020 fueron de US$3.096,8 millones, lo que representó una disminución de 31,6% en comparación con el mismo mes del 2019. 

Para dar continuidad a los procesos de importación y de reactivación económica las empresas al día de hoy deben asumir y enfrentar temas como la seguridad a la hora de contratar proveedores y hallar respaldo frente a la calidad de los productos comprados a los mismos.  

Nora Lozano, gerente comercial para el Mercado Masivo de Bureau Veritas, afirmó que “una de las necesidades más urgentes de las empresas en temas de importaciones en Colombia, radica en la disminución de riesgos al recibir productos defectuosos o no recibir el producto contratado para su importación, sin embargo, muchas de estas empresas no cuentan con la experiencia y la experticia que requiere asumir este tipo de retos”.

Debido a la dificultad que plantea esta labor, las empresas requieren cada vez más realizar procesos mas minuciosos y validar a los proveedores antes de establecer una relación comercial con ellos como de encontrar un tercer validador entre el comprador y el vendedor que asegure desde su experticia una inspección detallada de producto final antes del embarque a su lugar de destino. 

Bureau Veritas, empresa líder mundial en análisis, inspección y certificación confianza, al contar con una gama amplia de servicios de comercio internacional y con un soporte en 160 países, brinda la confianza necesaria a sus clientes desde tres formas de inspección y auditoría configuradas, a partir de un ciclo que abarca diferentes fases de estos proceso: evaluación de proveedores, inspección en fábrica e inspección de pre-embarque.

Nora Lozano indicó que una de las recomendaciones para las empresas que deseen enfrentar un proceso exitoso en estos momentos es contar con un aliado estratégico que posibilite de forma segura la realización de una verificación de los proveedores y materiales antes de realizar pagos sin que esto suponga realizar traslados a los países de origen.

También para “la ejecución de actividades como inspección del contenedor en el caso de carga contenerizada, verificación de cantidades, inspección de empaques y embalaje, identificación de marcas y nombre de fabricante, verificación de productos industriales basado en las especificaciones requeridas por el cliente y/o estándares nacionales o internacionales aplicables, revisión de documentos técnicos, verificación de pruebas de aceptación de productos o materiales aprobación de protocolos y emisión de certificados”.

Todas estas recomendaciones permiten que las empresas no solo comprendan la dimensión de lo que implica la realización de los procesos de importación y vigilancia de los mismos, sino además, la importancia que tienen en relación a la obtención de un producto de calidad para sus clientes y de beneficios como: facilitar el proceso de desembolso de dinero en casos de carta de crédito, asegurar el cumplimiento de los proveedores  con los tiempos de entrega establecidos en el programa y con  la calidad del suministro, minimizar costos ocasionados por problemas de calidad de los productos y garantizar información del estado de fabricación lo que constituye una valiosa herramienta para la toma de decisiones.

Para finalizar, la experta de Bureau Veritas, recomendó mantener el aislamiento y reducir el número de personas requeridas para el trabajo de supervisión, esto es posible con la implementación de la tecnología en los procesos de inspección remota con el objetivo de proveer el servicio o producto con la mejor calidad, mitigando el riesgo de los individuos involucrados y evitando el aumento en la propagación del virus.

Entre las tecnologías usadas, está la inspección remota a través de vehículos aéreos no tripulados (Drones), el uso de dispositivos de comunicación inmediata see what I see (Gafas inteligentes), el uso de plataformas codificadas de comunicación, el uso de dispositivos de realidad aumentada, y la digitalización de equipos mediante escaneo laser.

Boletín de prensa

Image
Web la Opinión
Web La Opinión