Escuchar este artículo

Panamá aumentó impuestos para importación con Colombia

Jueves, 23 de Febrero de 2017
La medida fue tomada con el objetivo de garantizar la protección de los intereses comerciales.

Las diferencias comerciales entre Colombia y Panamá no terminaron con la intervención de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Ayer, una vez más, el gobierno del presidente Juan Carlos Varela, aumentó los impuestos para la importación de otro grupo de productos.

De acuerdo con la información suministrada por el Ministerio de Comercio panameño, “con el objetivo de garantizar la protección de los intereses comerciales, se aprobó aumentar aranceles de importación a rubros tales como café, tableros de madera, papel toalla, perfiles de aluminio y  ciertos alambres y cables provenientes de países con quienes no tengamos tratados comerciales vigentes”.

Si bien no se dio a conocer cuál será la tasa del arancel, la medida empezará a regir el próximo 15 de marzo. Cabe recordar que el pasado 5 de febrero Panamá ya había autorizado aumentar los valores de carbón, flores, cemento sin pulverizar y prendas de vestir.

Aunque el comunicado no hace referencia a Colombia, si explica que la decisión tomada no afecta a los países con los que el Panamá tiene un Tratado de Libre Comercio, ni a los miembros del “Subsistema de Integración Económica Centroamericana, de los Países de Menor Desarrollo Económico Relativo (PMDER) en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (Ecuador, Bolivia y Paraguay), y de la Zona Libre de Colón”. En pocas Palabras, Chile, El salvador, Honduras, México, Nicaragua, Guatemala, Costa Rica y Nicaragua, entre otros, no sufrirán el aumento.

Para el presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes de Colombia (Fenalco), Guillermo Botero, la confrontación comercial la inició Colombia el año pasado cuando decidió aumentar los aranceles a algunos productos panameños, aún con el conocimiento de que esto iba en contra de las normas de la OMC. “Uno no entiende que haya una relación más amable con Venezuela que con Panamá, eso no puede ser”, agregó.

Aparte de la afectación a los exportaciones, también se pone en riesgo la inversión del sector financiero y de la construcción, insistió Botero.

 

Image
La opinión
La Opinión