Escuchar este artículo

Pequeñas y medianas empresas fueron capacitadas para ser más productivas

Lunes, 17 de Abril de 2017
Mediante la iniciativa Redes, 20 Pymes de Norte de Santander recibieron formación.

Veinte pequeñas y medianas empresas de Norte de Santander mejoraron su productividad con el Programa Red de Empresas Sostenibles (Redes), que se implementó por primera vez en Cúcuta.

A través de esta iniciativa, las empresas elaboraron proyectos que han permitido mayor sostenibilidad. El programa  fue liderado por Innpulsa, con el apoyo de la Cámara de Comercio de Cúcuta y la Universidad de Los Andes. 

Las empresas recibieron capacitación en diversas áreas, con miras a mejorar los costos operativos, aumentar la productividad y mejorar los procesos que optimicen los recursos ambientales disponibles. 

Se espera que las empresas involucradas mejoren un 15% la productividad, a través de la enseñanza de mecanismos de encadenamiento productivo y autogestión.

Yolanda Ruiz Martínez, gerente de Emermóvil, empresa de servicios de ambulancias, indicó que recibió capacitación para mejorar el servicio y disminuir los costos en los procedimientos médicos. 

El proyecto se enfocó en la compra de bombas de infusión de última tecnología, que permitieran en una misma bomba poner varios tratamientos que requiere el paciente. La inversión fue de $11 millones.

Los empresarios de esta pyme también recibieron capacitación en temas como recarga de combustible y la distribución de medicamentos de forma eficiente para evitar su vencimiento. 

“Los medicamentos se vencían porque no tenían una salida rápida, a través de esta capacitación obtuvimos asesoría y buscamos alianzas con distribuidores para enviar los medicamentos a depósitos o clínicas que tienen mayor demanda”, señaló la gerente de Emermóvil. 

Por otro lado, Wilmer Rodríguez, coordinador de  gestión de calidad de Ladrillera Casa Blanca, informó que a través del programa Redes, lograron mejorar el sistema de secado en la planta de producción, ahorrando más energía y aumentando la productividad en un 25%. 

Innpulsa, en este caso, otorgó $11 millones, con estos recursos se invirtió en equipos amigables con el medio ambiente, que permitieron mejorar los procesos productivos.

Image
Cenay Sánchez