Escuchar este artículo

‘Productos no saludables pagarán más impuestos’

Martes, 13 de Septiembre de 2016
De acuerdo con el titular de la cartera de Hacienda, el consumo debe ser gravado con más impuestos.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, aseguró que el proyecto de Ley de Licores que cursa su trámite en el Congreso de la República y que tendrá hoy el cuarto debate en plenaria del Senado, busca, entre otras cosas, aumentar el recaudo de los departamentos del país en un 20% y, al mismo tiempo, aumentar los controles al contrabando.

De acuerdo con el titular de la cartera de Hacienda, el consumo de productos que son perjudiciales para la salud deben ser gravados con más impuestos, como se hace en otros países para de desincentivar su consumo.

“No aceptamos la tesis de que no podemos aumentar los impuestos a productos que le hacen daño a la salud pública con el argumento de que esto va a estimular el contrabando, porque lo tenemos que combatir junto al abuso en el consumo de alcohol, estos dos objetivos son compatibles”, dijo el funcionario.

Cárdenas agregó que “es necesario que los recursos adicionales que se recaudan se destinen a la salud, como es una tendencia universal. De manera que Colombia lo que está haciendo acá es elevando los impuestos particularmente a las bebidas tanto fermentadas como es el caso del vino, y las destiladas también destiladas, como son el aguardiente, el vodka, ron y whisky”.

El ministro resaltó que el proyecto de Ley además cuenta con herramientas para combatir el contrabando de licores, una de las principales preocupaciones del gremio de bebidas.

“La ley anticontrabando declara como producto sensible al licor para consumo humano, esto le da más penas a quienes hagan contrabando con bebidas alcohólicas; también, todos los productos de importación y de introducción de licores tienen que quedar en bodegas autorizadas por los departamentos, si están por fuera de esas bodegas se presume que es contrabando”, resaltó Cárdenas.

Según el Gobierno, el proyecto de Ley busca generar más de $250.000 millones anuales adicionales para inversiones en salud, educación y deporte en los entes territoriales.

“La nación no recibe un solo peso de estos impuestos al consumo de licores, todo va para los departamentos. Se estima que pasen más o menos de $1,5 billones a $1,8 billones, todo ello permitirá fortalecer la inversión pública en la salud y al mismo tiempo nos va a permitir desestimular el consumo de bebidas alcohólicas”, señaló el ministro de Hacienda.

El funcioanrio señaló que están haciendo mesas de trabajo con la industria del vino. 

Bogotá | Colprensa