Escuchar este artículo

Recursos de inversión bajarán un 13% el próximo año

Sábado, 11 de Noviembre de 2017
Así quedó establecido en el proyecto de Presupuesto General de la Nación (PNG).

Norte de Santander no se salvó de la desaceleración económica que sufre el país y el próximo año verá como sus ingresos se reducen un 13%.

Así quedó establecido en el proyecto de Presupuesto General de la Nación (PNG) aprobado por el Congreso para 2018, el cual pasó a sanción presidencial. La reducción va de la mano con el ahorro del gasto direccionado desde el Ministerio de Hacienda, que afectará las cuentas de 31 de los 33 regiones del país, incluyendo a Bogotá que aparece como Distrito Capital.

El problema económico del país es serio, tanto así que este año las arcas del Estado dejaron de recibir más del 90% de los recursos que llegaban de la renta petrolera, hoy sumida en una profunda crisis internacional producto de los bajos precios del crudo. Por esto, ya empiezan a sonar campanas de una nueva reforma tributaria que permita aumentar el recaudo de impuestos.

Volviendo a Norte de Santander, el documento establece que la inversión pasará de los $847.436 millones autorizados para 2017 a $739.184 millones en 2018. Es decir, que si los recursos del PGN para el departamento se repartieran de forma equitativa entre los ciudadanos, a cada habitante del territorio fronterizo le corresponderían $531.313.

La cifra presupuestal sorprende porque a pesar de las reconocidas dificultades económicas y sociales que atraviesa Norte de Santander, el monto destinado es menor al de sus compañeros de la región Centro Oriente, como Cundinamarca, Santander y Boyacá, en donde el giró será de $1,6 billones, $1,5 billones y $880.371 millones, respectivamente.

Mario Zambrano, director de Cúcuta Cómo Vamos y docente de la Universidad Libre (seccional Cúcuta), señaló que la reducción era previsible, pero esto no hace que deje de ser preocupante, sobre todo, por la realidad que afronta el departamento que exige mayor compromiso erario con la región.

Pero, que haya una reducción en el presupuesto, no significa que el gobierno departamental deba dejar de desarrollar las obras que tiene programas en su plan de trabajo.

La tarea es aumentar los recursos propios y para ello se tiene que ser más eficiente en el cobro de impuestos, dijo Zambrano. Por eso es importante fortalecer estos procesos.

La otra alternativa, que representa a la vez un reto para la administración, es trabajar en desarrollar convenios con agencias internacionales y alianzas públicos-privadas, las cuales faciliten la ejecución de proyectos.

Lo importante en esta situación es no dejar que la merma en el presupuesto que llega desde la nación para inversión, se convierta en un agravante en la situación de la frontera.

La inversión por sectores

El principal destino de los recursos en 2018 será para lo que el Plan Nacional de Desarrollo define como ‘Movilidad Social’, en donde la inversión será de $440.420 millones, que representan el 59,5% del total de la asignación.

Entre los diferentes aspectos que componen esta línea de inversión, una gran parte ($229.729 millones) serán para las iniciativas enfocadas en cerrar la brecha en el acceso y la calidad de la educación,  para mejorar la formación de capital humano, incrementar la movilidad social y fomentar la construcción de ciudadanía.

Image
Jorge Andrés Ríos Tangua