Escuchar este artículo

Asuntos migratorios

Viernes, 8 de Octubre de 2021
Y de verdad que la garantía de los recursos es más que necesaria para poder cubrir las diferentes necesidades que se requieren para atender a quienes migraron hacia nuestro país.

La celebración del Bicentenario de la Constitución de la Villa del Rosario de Cúcuta, dejó sonando en la región algunos hechos relacionado con la migración, dos de ellos preocupantes y uno benéfico en el campo migratorio.

Se necesita que más allá de la afirmación que expusiera aquí el registrador nacional del estado civil, Alexander Vega, se desplieguen las acciones investigativas y correctivas contra las maniobras que pudieron haber facilitado mediante documentos falsos la cedulación de  ciudadanos venezolanos.

Lo grave de todo es que la denuncia surge del máximo funcionario que maneja dicha entidad y quien la hizo nada menos que en la reciente cumbre de gobernadores que deliberó en Villa Antigua, en donde estuvieron presentes las autoridades migratorias colombianas.

Lo que dijo Vega es realmente delicado:

-Se encontraron 296.627 ciudadanos venezolanos en el censo electoral, que al parecer obtuvieron documentación falsa para tramitar la cédula colombiana.

-Muchos de los testigos que aseguraban conocer a estas personas corresponden a los vendedores ambulantes que se ubicaban al frente de las sedes de la Registraduría. Incluso, hay identificadas cerca de 600 personas que se dedicaban a esto.

Es evidente que la depuración inmediata no debe de tardar, porque las elecciones a Congreso de la República y presidente se encuentran a la vuelta de la esquina, a la vez que es fundamental que se haga una labor conjunta con la Fiscalía, la Sijín de la Policía y Migración Colombia, porque es igualmente un delito que debe recibir castigo y contenido para conjurar nuevas acciones similares.

De situaciones como esas no han escapado otros países receptores de migrantes en el mundo, pero lo lógico es que las autoridades colombianas deben actuar porque la política de brazos abiertos no puede ser interpretada como de debilidad    institucional frente a quienes utilizan el fraude.

Y en la otra cara de la moneda, quienes deben estar contentos porque la política migratoria colombiana les está cumpliendo, son los venezolanos que han hecho los trámites dentro del Estatuto Temporal de Protección. 

En el parque Gran Colombiano, el presidente Iván Duque mostró una prueba del carné que les será entregado este año a un millón de migrantes y en los primeros meses de 2022 a otros 800.000.

Pero luego de la parte emocional de esta acogida, es bueno tener presente que ese 1.8 millón de personas es prácticamente la población de un departamento, que requieren todos los servicios.

Y a continuación el jefe de Estado aprovechó para enviarle un mensaje práctico a la comunidad internacional que tanto alaba y aplaude a Colombia por su comportamiento con los vecinos que han debido salir por la agobiante crisis venezolana.

En pleno acto conmemorativo de la Carta Magna de 2021, Duque dijo que mientras en otras crisis los aportes internacionales por migrante van de los 1.600 dólares hasta más de 3.000, en este caso ni siquiera llega a los 300.

Y de verdad que la garantía de los recursos es más que necesaria para poder cubrir las diferentes necesidades que se requieren para atender a quienes migraron hacia nuestro país y que los programas previstos tengan el éxito esperado. Es más que  válida y oportuna la inquietud presidencial.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas