Escuchar este artículo

Créditos blandos

Sábado, 14 de Agosto de 2021
Bancóldex y la Alcaldía consolidaron una línea crediticia por un monto de $3.550 millones con tasas de interés preferenciales para evitar que se conviertan en una gravosa carga para los beneficiarios.

El ofrecimiento de créditos de hasta $40 millones para microempresarios de Cúcuta y de $80 millones a pequeños y medianos empresarios, resultan en este momento una buena oportunidad para contar con dinero fresco que ayude a la reactivación de la economía que resultó afectada por la pandemia del coronavirus.

Bancóldex y la Alcaldía consolidaron una línea crediticia por un monto de $3.550 millones con tasas de interés preferenciales para evitar que se conviertan en una gravosa carga para los beneficiarios.

Estos préstamos podrán ser empleados por los empresarios locales en capital de trabajo y sustitución de pasivos, compra o modernización de maquinaria, propiedad o planta y cubrimiento de costos y gastos operativos. 

Y el mismo alcalde Jairo Yáñez expuso la importancia de este programa liderado por el Banco del Progreso, que consiste en que el tejido empresarial asentado en la capital de Norte de Santander cuente con recursos financieros a bajo costo para afrontar la temporada del presente año.

Al tener esa posibilidad de pagar los préstamos en un plazo de hasta tres años, con un periodo de gracia de hasta seis meses e intereses blandos, se les estará dando una oxigenación financiera importante para que los empresarios puedan relanzar sus actividades luego de los problemas de diversa índole soportados en medio de la crisis sanitaria.

Ojalá el cupo sea rápidamente copado para que mediante la gestión del actual titular del Banco del Progreso, Juan Diego Peña Canal, se logre con Bancóldex que la línea ‘Cúcuta Adelante’ tenga mayor vigencia en el tiempo atendiendo las necesidades de un mayor número de empresarios de la ciudad comprendidos en los rangos de cubrimiento.

“Con estas iniciativas, la Alcaldía de Cúcuta sigue sumando acciones para fortalecer el aparato productivo de la ciudad, con el fin de reactivar la economía y la recuperación del empleo en este segundo semestre de 2021”, destacó en su momento el gerente del Banco del Progreso.

Dichas acciones resultan siendo la mejor manera de darle un impulso a la economía regional para el despegue definitivo luego de los vaivenes ocasionados por las dificultades coyunturales y estructurales, con el fin de evitar que las micro, pequeñas y medianas empresas quiebren y se pierdan miles de empleos.

El año pasado por ejemplo, con la propuesta Cúcuta Responde, el comercio al por mayor y al por  menor, la industria manufacturera y las actividades profesionales, científicas y técnicas fueron los sectores que más se beneficiaron de las líneas de crédito. El convenio cubrió a 541 microempresas que en promedio obtuvieron créditos por $5,5 millones, cada uno. El revisar estos  números nos señala que de nuestro tejido empresarial un gran porcentaje son micro que en los barrios ayudan a la generación de empleo, por ejemplo, con sus talleres de confecciones o las pequeñas fábricas de calzado.

Todo eso nos lleva a considerar  como de la mayor trascendencia e importancia las labores desarrolladas desde el Banco del Progreso, por ejemplo, bien coordinadas con instituciones como Bancóldex y el apoyo de la banca privada, porque en últimas lo que producen son opciones reales para quienes tienen en la actividad productiva su grano de arena para el desarrollo socio-económico de Cúcuta.