Escuchar este artículo

Espaldarazo

Jueves, 25 de Noviembre de 2021
“Colombia está siguiendo una política que nos parece absolutamente maravillosa, no solamente desde el punto de vista moral y ético de acoger gente en dificultades sino, además, desde el punto de vista económico”.

La política migratoria concebida e impulsada por el gobierno del presidente Iván Duque, en la que se destaca la atención humanitaria y la protección temporal a nuestros vecinos venezolanos, ha recibido un formidable espaldarazo de los organismos multilaterales de crédito.

En efecto, Colombia recibirá 800 millones de dólares en dos préstamos del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo para atender a los venezolanos en su proceso de integración social al país.

El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó un préstamo por 500 millones de dólares destinado a apoyar la estrategia del Gobierno Duque para la integración social y económica de los migrantes en nuestro país.

Se trata del primer préstamo de políticas de desarrollo del Banco Mundial centrado exclusivamente en la migración transfronteriza, pensado para la integración de la población migrante en condiciones de vulnerabilidad como en las áreas de acogida.

Este préstamo será complementado por una contribución de 26,4 millones de dólares del Mecanismo Global de Financiamiento Concesional.

Adicionalmente, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un crédito de 300 millones de dólares para la inclusión social y económica de la población migrante venezolana en el territorio colombiano.

Colombia se convirtió en el principal destino de millones de venezolanos que salieron de su país huyendo de la crisis humanitaria, política, económica y social bajo el régimen del presidente Nicolás Maduro.

Más de 1,8 millones de venezolanos residen en Colombia, país que les comenzó a otorgar un Estatuto Temporal de Protección por 10 años bajo el cual recibirán un documento que además de identificarlos les permitirá afiliarse al sistema de seguridad social, abrir cuentas bancarias, trabajar y estudiar.

Para Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente para América Latina y el Caribe,  Colombia está adoptando políticas “muy ejemplares y muy generosas con esta población que está en dificultades”.

En nuestro país, el número de venezolanos mayores de 15 años ya supera los 2,47 millones, según cifras del Pulso de la Migración reveladas por el Dane. De los encuestados, la gran mayoría (el 95,9 por ciento) manifestó que su intención en un año es permanecer en territorio nacional. Solo el 3,1 por ciento planea volver a Venezuela y el 1 por ciento buscaría irse a otro país.

En opinión de Jaramillo, “Colombia está siguiendo una política que nos parece absolutamente maravillosa, no solamente desde el punto de vista moral y ético de acoger gente en dificultades sino, además, desde el punto de vista económico”.

El directivo del Banco Mundial reveló que los estudios y cálculos de los expertos señalan que por cada dólar que Colombia gasta para acoger a los inmigrantes, “puede ganar hasta alrededor de dos dólares de retorno económico”.

Esa posibilidad se abre si se regularizan, si se les permite trabajar, si se les permite pagar impuestos, consumir y aportar, dice el directivo. Mencionó un caso que vio en Cúcuta de un venezolano que montó una pequeña empresa para enseñar a bailar y, además genera empleos para colombianos. “Los aportes son múltiples, pero al final -dice- es más actividad económica que va a redundar en beneficio para todos los colombianos”.

Nos complace registrar la acogida y el apoyo de la comunidad internacional a la política migratoria del gobierno. Y llamamos la atención de nuestras autoridades territoriales para que gestionen ante el gobierno nacional y la comunidad internacional recursos y proyectos que permitan también aliviar la situación y condiciones de Cúcuta y demás zonas de nuestra extensa frontera con Venezuela.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas