Escuchar este artículo

La Fiesta del Libro de Cúcuta

Lunes, 13 de Septiembre de 2021
Debe tomarse en cuenta que la Fiesta del Libro de Cúcuta no es un evento secundario y por lo tanto hay que fortalecerlo a fin de que ofrezca mejores y mayores contenidos.

En medio de situaciones negativas como la pandemia, la pobreza en un alto porcentaje de la población local, la violencia de los grupos armados dedicados a reiteradas atrocidades y a otras conductas perturbadoras, en la región se sostienen actividades destinadas a ofrecerle a la comunidad nuevas posibilidades para el desarrollo de su existencia.

A este respecto se cuenta en Cúcuta con un evento relevante, cual es la Fiesta del Libro, que a partir de hoy inicia su decimaséptima versión con numerosos actos culturales.

La Fiesta del Libro de Cúcuta ha alcanzado un reconocido nivel de importancia por los contenidos que ofrece y la calidad de los protagonistas que intervienen y participan en ella. Año tras año se fortalece la oferta, con una amplia aceptación del público, como lo confirma la asistencia a los conversatorios, conferencias, talleres, conciertos y todo cuanto está abierto a los espectadores de todos los sectores.

Todo ese repertorio es una fuente de conocimiento, de saberes, de información. Los asistentes entran en contacto con las corrientes de pensamiento que asumen quienes están en el ejercicio de la creación literaria o artística o son gestores de proyectos que aportan comprensión de los acontecimientos que influyen, o irrigan la visión sobre el acontecer en el entorno social.

La Biblioteca Julio Pérez Ferrero, que es la entidad ejecutora de la Fiesta del Libro de Cúcuta, ha consolidado este evento con una proyección de crecimiento y de calidad. Con una utilización óptima de los recursos disponibles ofrece cada año una programación actualizada en cuanto a temas. Eso le da resonancia nacional y renueva el compromiso de seguir en el rumbo de ascenso, lo cual le aporta buena imagen a Norte Santander en su identidad cultural.

El director de la Biblioteca, Julio García-Herreros, ha procedido con amplitud en el manejo del evento, poniéndolo en condiciones que garanticen su sostenimiento. Y lo hace con el sello del respeto a los derechos y la libertad de expresión.

Articulada la Fiesta del Libro a la conmemoración del  Bicentenario de la Constitución que sentó las bases decisivas de la República de Colombia, se amplían sus actividades. Le corresponde también tomar parte en el acto de celebración de los cien años del nacimiento de Virgilio Barco Vargas, quizás la figura más importante del  Norte Santander  en  el último siglo y una de las más relevantes de Colombia.

Con la experiencia que ha acumulado el evento su aporte es importante para el lucimiento de lo que corresponde al  Bicentenario. Debe tomarse en cuenta que la Fiesta del Libro de Cúcuta no es un evento secundario y por lo tanto hay que fortalecerlo a fin de que ofrezca cada vez mejores y mayores contenidos.

La Gobernación de Norte de Santander, la Alcaldía de Cúcuta, las universidades de la región, los congresistas y el sector privado tienen que darle apoyo suficiente y permanente. Hay que orientar la gestión en el sentido de que el Ministerio de Cultura tome en cuenta la Fiesta del  Libro de Cúcuta.

No se puede subestimar la importancia de lo que se ha construido. Tomar conciencia de ese activo cultural es un deber de todos y hace parte del compromiso de preservar lo que ya es un patrimonio que debe estar en el interés general de  la población.

Image
La opinión
La Opinión