Escuchar este artículo

Los parques

Domingo, 30 de Enero de 2022
Si los dos lugares situados en puntos estratégicos la pasan mal, qué no decir de aquellos que se alejan del eje central de la ciudad como, por ejemplo, Prados del Este donde hay varios parques que no tienen dolientes.

El Simón Bolívar, un parque tan importante en cuanto a su localización y por el personaje al que simboliza, está en riesgo inminente de caer en manos de las garras del microtráfico y la delincuencia. El Colón o plaza La Victoria muestra evidentes síntomas de falta de mantenimiento y de cuidado.

Si los dos lugares situados en puntos estratégicos la pasan mal, qué no decir de aquellos que se alejan del eje central de la ciudad como, por ejemplo, Prados del Este donde hay varios parques que no tienen dolientes.

Desde finales del año en que se desató la pandemia, la administración municipal emprendió la retoma de dichos espacios públicos que en el mandato de César Rojas fueron entregados en concesión a particulares para su manejo y explotación.

Fue en cumplimiento del Decreto 335 de 2020 mediante el cual el alcalde, Jairo Yáñez, les dio vía libre a Planeación y a la Secretaría de Infraestructura, para la revisión y cancelación de 14 contratos de esa naturaleza.

Por el momento, lo único que se escuchan son quejas y advertencias de la comunidad. Un ejemplo es el de los habitantes del barrio Colsag que han insistido en que hay una construcción que bien pudiera servir como CAI de la Policía, pero no les han contestado, mientras crece la percepción de que el parque va camino de volverse un sitio inseguro.

Pero como no podemos quedarnos en las quejas bueno sería que la Alcaldía, con el respaldo del Concejo, desarrollará una alternativa para que el municipio asuma esos parques, en una acción de múltiple efecto que redundará en bien de todos.

Una de las alternativas, asumiendo que somos una de las ciudades con más desempleo, subempleo, pobreza y miseria es que en los parques podría estar una de las posibilidades de reducir un poco dichos índices de problemas sociales.

Pudiera ser desde la Secretaría de Infraestructura que se formara una subdivisión de parques para su mantenimiento y cuidado, en coordinación con las mismas juntas comunales, lo cual llevaría a la creación de empleos para los llamados parqueros y brigadas de personas que se encarguen de mantener el ornato, es decir, evitar el deterioro.

Lo fundamental es buscar alternativas y esta podría estar dentro de las posibilidades dentro de una de las líneas de acción de la política de generación de empleo por parte del municipio, si tenemos en cuenta que es fundamental cuidar y evitar el deterioro de las inversiones hechas en estos espacios.

Además, el IMRD debería de extender su radio de acción hacia aquellos parques que cuentan con elementos biosaludables, impulsando programación de uso masivo de los mismos por parte de la comunidad, para lo cual se requerirán instructores y otro tipo de personas, dentro de lo ya mencionado, para abrir más puestos de trabajo que tanto se requieren.

De lógico que la Alcaldía no es una agencia de empleos, pero luego de la severa crisis generada por la pandemia y de los históricos problemas que aquí la región carga a cuestas, la lógica determina que deben aprovecharse las crisis para conjurar asuntos coyunturales como el desempleo, que en estas áreas verdes, de recreación y esparcimiento puede encontrar la semilla para conjurarlo.

Además, los espacios públicos son del ciudadano y no para ser explotados por particulares. El artículo 82 de la Constitución es muy claro al señalar: “Es deber del Estado velar por la protección de la integridad del espacio público y por su destinación al uso común, el cual prevalece sobre el interés particular”.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda