Escuchar este artículo

Más noticias positivas

Jueves, 4 de Julio de 2019
El desarrollo del turismo y la hotelería no se detiene en Colombia y en sus regiones. Es esta una actividad en constante crecimiento que genera empleo, riqueza y desarrollo.  

Las noticias sobre los altos niveles de ocupación hotelera en Cúcuta y su área metropolitana en los últimos meses, son también positivas, como el crecimiento del sector turístico y de la economía de la región nortesantandereana en general. 

A tan buenas noticias sin duda contribuyen la construcción y puesta en marcha de nuevos proyectos de infraestructura hotelera en nuestra ciudad capital, y la ampliación de la rica y diversa oferta gastronómica, a cargo de buenos restaurantes que se distinguen por la calidad de sus servicios y el cumplimiento de todos los estándares nacionales e internacionales vigentes.

Por fortuna, atrás quedaron las épocas de torturas y contratiempos para los viajeros con la terminación de las obras de ampliación y modernización del aeropuerto Camilo Daza. Después de muchos años de reclamos e insistencia ante el gobierno central, por fin tenemos un aeropuerto a la altura de la importancia de Cúcuta, además del homenaje merecido, en un sector del edificio, al precursor de la aviación en Colombia y fundador de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), el piloto pamplonés Camilo Daza.

Según el más reciente informe de la Corporación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), entre enero y junio del presente año, la ocupación hotelera de Cúcuta estuvo cercana al 55 por ciento, con un incremento del 10,48 por ciento respecto al mismo periodo de 2018 (43,8 por ciento).

El mes de junio que acaba de pasar ha sido el de mejor desempeño y mayor dinamismo, con una ocupación hotelera del 62,5 por ciento frente al 48,8 por ciento del mismo mes del año pasado. 

En febrero pasado, a raíz del concierto Venezuela Aid Live, en Tienditas, los hoteles y hospedajes de Cúcuta tuvieron una ocupación cercana al 100 por ciento.  

Entre el 22 y el 30 de junio de este año, los hoteles registraron una ocupación del 80,94 por ciento, según los datos suministrados por Cotelco. Esto fue posible, gracias a la llegada de miles de empleados y funcionarios de los gobiernos territoriales de todo el país que vinieron a competir en los Juegos Nacionales de Servidores Públicos.

El desarrollo del turismo y la hotelería no se detiene en Colombia y en sus regiones. Es esta una actividad en constante crecimiento que genera empleo, riqueza y desarrollo. Estos enunciados ojalá los tengan en cuenta nuestras autoridades y los candidatos que están en campaña para reemplazar a gobernadores, alcaldes, concejales y diputados.  

Las posibilidades y potencialidades de Cúcuta y Norte de Santander para el desarrollo del turismo son enormes. Pero para lograrlo es necesario disponer de las herramientas y los mecanismos que nos permitan estructurar un plan de acción realista y coherente. Necesitamos, por ejemplo, Secretarías o Direcciones Regionales de Turismo robustas y eficientes, no nidos de burócratas.

Necesitamos también el Centro de Eventos y Convenciones que desde hace varios años viene reclamando la región. A esta iniciativa hay que darle un nuevo empujón y aprovechar las ventajas y oportunidades que se nos presentan para impulsar el turismo de eventos y negocios, el ecoturismo, el turismo de las zonas rurales y el turismo histórico. 

Falta también una gran campaña de promoción turística de la ciudad y el departamento en todo el país, en forma permanente y por todos los medios y las redes sociales, como lo hacen en forma juiciosa y sostenida las demás regiones de Colombia.