Nuestra era digital

Viernes, 11 de Junio de 2021
La región cuenta con la impronta de que los nortesantandereanos empiezan a ser conocidos por sus capacidades como desarrolladores e impulsores de programas y servicios digitales que son utilizados en el mundo.

Que Norte de Santander comience a ver reflejado en su Producto Interno Bruto la participación de los emprendimientos digitales, es una prueba de que ahí descansa una de las potencialidades de la región para generar empleo, recursos económicos y cerrar brechas sociales en estos tiempos, desde este importante campo.

La construcción de la sociedad del conocimiento empieza a asomar resultados alentadores que deben llamar a los gobiernos nacional y regional, a la academia y a los inversionistas privados a darle un fuerte empuje para que se estabilice, crezca y perdure.

Ya que tenemos a muchos cucuteños posicionados en el mundo, como por ejemplo el gerente global de abastecimiento para Facebook, puede llegarse a considerar la posibilidad de tocar las puertas de esas poderosas compañías con un portafolio de servicios.

De acuerdo con el reciente informe periodístico presentado por La Opinión sobre  las empresas digitales, estas generan el 5% del PIB nortesantandereano, mueven más de $50.000 millones y generan 500 empleos directos con productos que distribuyen en varias regiones de Colombia y en diferentes países.

Luego en ello debe profundizarse porque el mundo de las también llamadas ‘startup’ es infinito en posibilidades para la elaboración y puesta en marcha de proyectos que para la juventud nortesantandereana pueden resultar siendo la alternativa para empezar a forjar su futuro y de esa manera enfrentar el desempleo que afecta a este grupo poblacional.

Según los datos de la  más reciente medición del DANE, en Cúcuta la tasa de desocupación de personas entre los 14 y 28 años alcanza el 31,2 por ciento.

La región debe dar un salto en este aspecto para abrirles las puertas a la educación superior  a los jóvenes que no han podido acceder tanto al área universitaria como técnica para darle vigor a este frente empresarial digital.

Para ello es indispensable la  coordinación con los municipios y la Gobernación de Norte de Santander, para que teniendo como precedente el hecho de que NorTic fuera destacado en el país como uno de los seis mejores clúster de Colombia, pues se profundice en darle más empuje a esta inagotable cantera del conocimiento.

Además, también la región cuenta con la impronta de que los nortesantandereanos empiezan a ser conocidos por sus capacidades como desarrolladores e impulsores de programas y servicios que son utilizados en el mundo, hecho que facilita aún más hasta la consecución del ‘músculo financiero’ y el apoyo tecnológico para poner en marcha las iniciativas que se planteen.

Resulta reconfortante leer esto: Hospitales de EE. UU. confían su información a emprendimiento cucuteño. Este enseña a los propietarios de locales de todo tipo a administrar e interpretar la información que les arrojan los datos de su app. En el Eje Cafetero, Cali, Cundinamarca, Boyacá, Meta, Casanare, Medellín, Cartagena, Barranquilla, Bogotá, Santander y Cúcuta, un centenar de colegios, clínicas y hospitales trabajan con plataformas virtuales elaboradas por una empresa digital nortesantandereana.

La conquista digital está abierta y ahí la región debe seguir jugándosela toda para en el futuro ser uno de los departamentos bandera en este campo, provocando de paso una serie de hechos positivos para la consolidación de la región, como es darles oportunidades a su juventud ofreciéndole las herramientas para que triunfen en un aspecto que es inherente a ellos como es el de la tecnología y la comunicación, para ser una región digital sin brechas y llena de progreso.

Image
La opinión
La Opinión