Escuchar este artículo

Plataforma de huecos

Miércoles, 27 de Octubre de 2021
Ahora, la Alcaldía de Cúcuta anunció la denominada plataforma ‘Inscriba su cuadra’, que según se prevé servirá para que los cucuteños reporten los daños que se registren en la malla vial en los lugares en que habitan.

En barrios y sectores de Cúcuta, las calle se parecen mucho a los paisajes lunares, porque están llenas de huecos y de baches que en ocasiones se convierten en trampas insalvables para los automovilistas, motociclistas y ciclistas.

Este ha sido un problema de nunca acabar y que ha tenido momentos llamativos como la particular protesta de vecinos en el barrio Claret, que pusieron una mata de plátano en uno de los huecos, o la incomodidad de los habitantes en barrios de estratos altos que reclaman una más eficiente inversión de los impuestos que pagan.

Ahora, la Alcaldía de Cúcuta anunció la denominada plataforma ‘Inscriba su cuadra’, que según se prevé servirá para que los cucuteños reporten los daños que se registren en la malla vial en los lugares en que habitan.

Supone uno que se irá a congestionar e incluso podría llegar a colapsar o a caerse la conexión por la que sería gran cantidad de personas que acudirían a la utilización del aplicativo en procura de que el asfalto llegue con prontitud para reparar los desperfectos en el pavimento.

De acuerdo con la llamativa explicación entregada en la administración municipal, la herramienta  permitirá recoger información sobre huecos y calles en mal estado dentro de la zona urbana de Cúcuta, las cuales serán priorizadas en las obras de rehabilitación y mantenimiento.

Al leer con cuidado, se notan que son varios compromisos los que asume ahí el gobierno municipal con quienes les remitan desde ahí las quejas sobre el marcado deterioro en la malla vial, generando al mismo tiempo muchos interrogantes.

Lo primero que se advierte es que la entidad encargada, que lógicamente es la Secretaría de Infraestructura Municipal, tiene que llevar un muy bien y detallado registro de las calles y avenidas señaladas por los ciudadanos como afectadas por inconvenientes generados por los baches.

Y entonces, surgen las preguntas: ¿Cómo se priorizará? ¿Por orden de llegada de las notificaciones o por la importancia del sector afectado (si es ruta de buses o es una vía arteria)? ¿Qué modalidad de  contratación se hará?  ¿El municipio lo hará directamente?  ¿O habrá comunidad-gobierno, por ejemplo en los barrios donde solo hay barro o polvo, pues las calles son destapadas? 

Esas inquietudes hay que dejarlas muy en claro a la comunidad, porque de lo contrario comenzarán los reclamos y la pérdida de credibilidad en este mecanismo, que finalmente puede quedar ahí sin uso, y como muestra de que no sirvió.

La otra misión importante que debe hacer el municipio es actuar con prontitud para ir recuperando o mejorando las calles que la comunidad solicite, porque no olvidemos que si hay muchos oficios, cartas, correos electrónicos y pedidos verbales, la percepción es que si por esos mecanismos no los atendieron, quién garantiza que el aplicativo ‘inscriba su cuadra’, les hará el milagro.

Los miembros de las juntas comunales -por ejemplo- deberían de constituirse en veedores de esta herramienta que se activó para adelantar la segunda fase de recuperación de la malla vial urbana de la capital de Norte de Santander, puesto que debemos admitir que son muchas las expectativas que se despiertan, pero al momento de ir a la práctica, muchas solicitudes podrían quedarse en lista de espera.

Ojalá la proyectada recuperación de 30 kilómetros de malla vial y el mantenimiento en las 10 comunas para tapar más de 4.000 huecos, se cumplan dentro de lo previsto y logren el cometido de favorecer a la mayor cantidad de ciudadanos, tanto usuarios de las vías como residentes de los barrios que hoy sufren porque sus calles semejan trochas.  

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas