Escuchar este artículo

Unidos contra pandemias

Lunes, 6 de Diciembre de 2021
Apareció la nueva y letal variante Omicron.

Se van a cumplir dos años - el próximo 31 de diciembre – de la notificación por primera vez del virus del nuevo coronavirus en la provincia china de Wuhan, lo que dio origen a una de las pandemias más devastadoras y mortíferas de los últimos tiempos en el mundo. 

Este primer caso de coronavirus se extendió en forma rápida por todos los lugares del planeta y aún se sigue expandiendo peligrosamente sin esperanzas de contención. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha venido trabajando con expertos de todas partes, gobiernos, laboratorios y asociaciones médicas para ampliar rápidamente los conocimientos científicos sobre este nuevo virus, rastrear su propagación y virulencia y asesorar a los países y las personas sobre las medidas para proteger la salud y prevenir la propagación.

Esta pandemia lo acabó y lo arruinó todo: vidas humanas, prósperos negocios, actividades económicas, industriales, turísticas, sociales, educativas y de todos los servicios y profesiones. Acabó también con las más clásicas normas y costumbres de comportamiento social como el saludo o el estrechón de manos.

La OMS estima que el número real de muertes por coronavirus es 2 o 3 veces superior a los 3,4 millones de fallecimientos notificados actualmente a esta agencia, según el informe sobre las Estadísticas Sanitarias Mundiales 2021, publicado este fin de semana. Es decir, las cifras reales de fallecidos podrían estar entre los 6,8 y los 10 millones.

Por estos días, cuando se preveía y se hacían los más optimistas cálculos sobre un cambio favorable en el impacto la tragedia global causada por la COVID –19, la situación real es otra y nos vuelve a dejar sumidos en el miedo y la angustia. Apareció la nueva y letal variante omicron, han aumentado los casos de contagios y fallecimientos en varias partes del mundo, lo mismo en Cúcuta y Norte de Santander, a pesar de la intensificación de las jornadas de vacunación. Los gobiernos de varios países han vuelto a imponer las restricciones y controles que hace poco habían levantado.

La situación es tan grave que los países que conforman la OMS tomaron una decisión consensuada para proteger al mundo de futuras crisis de enfermedades infecciosas. Por ello, la Asamblea Mundial de la Salud acordó poner en marcha un proceso global para redactar y negociar un convenio, acuerdo u otro instrumento internacional en el marco de la Constitución de la Organización Mundial de la Salud para fortalecer la prevención, preparación y respuesta frente a pandemias. 

Para el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, esta decisión de la Asamblea es histórica, tiene una misión vital y representa una oportunidad única en una generación para fortalecer la arquitectura sanitaria mundial con miras a proteger y promover el bienestar de todas las personas. 

«La pandemia de la COVID-19 ha sacado a la luz los numerosos fallos del sistema mundial de protección de las personas frente a las pandemias: las personas más vulnerables se quedan sin vacunas; los trabajadores de la salud no tienen el equipo necesario para realizar su labor de salvar vidas; y los enfoques de «yo primero» obstaculizan la solidaridad mundial necesaria para hacer frente a una amenaza mundial,» dijo el Dr. Tedros. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda