Escuchar este artículo

El cine colombiano viaja a Brasil

Domingo, 23 de Agosto de 2020
Desde el pasado 20 y hasta el 30 de agosto se celebra la edición número 31  Festival Internacional de Cortos de Sao Paulo.

Cinco cortometrajes colombianos y tres coproducciones participan en el 31 Festival Internacional de Cortos de Sao Paulo que se lleva a cabo hasta el próximo 30 de agosto.

El Festival de Cortos de Sao Paulo es organizado por la Associação Cultural Kinoforum (Asociación Cultural Kinoforum), una organización sin fines de lucro que realiza actividades y proyectos, para apoyar el desarrollo del lenguaje y la producción cinematográfica con énfasis en la promoción del audiovisual brasileño. Desde 1990 se ha convertido en un hito en la agenda cultural de la ciudad por su amplia y diversa programación que está siendo proyectada por varios teatros y centros culturales en la ciudad brasileña.

Desde el pasado 20 y hasta el 30 de agosto se celebra la edición número 31 que se llevará a cabo de manera virtual y gratuita, manteniendo sus actividades como los programas principales, conferencias y seminarios. El festival promueve e intercambia las mejores películas del formato corto de Brasil y de todo el mundo. Este año recibió más de 3.000 producciones para llegar a una selección de un poco más de 200 obras con diversidad de temáticas y narrativas.

La sección de Cortometrajes Latinoamericanos cuenta con 15 producciones de las cuales cinco son colombianas y una es coproducción con México.

El Remanso de Sebastián Valencia Muñoz, producido por Rodrigo Ramos, es beneficiario del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico (FDC) en la modalidad de Realización de Cortometrajes: Relatos Regionales 2017. Cuenta la historia de una familia de campesinos errantes que se instalan en El Remanso, una casa de campo en ruinas donde se ven las huellas de un pasado atroz.

Lea También: Nolan, el discreto ‘señor Blockbuster’

La cachera de Felipe Holguin, producido por Camila Mejía junto a María Teresa Gaviria, también es beneficiario de la modalidad de Relatos Regionales del FDC en 2018 y participó en el 60 Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI) en la sección ‘De Indias’, la cual presenta cortometrajes que hayan sido rodados en Cartagena como locación principal. La película empieza cuando una pareja se pelea públicamente, se alejan y finalmente se reconcilian como si nada, sus vecinos les organizan una Cachera, una extraña serenada para ridiculizarlos. Una tradición en el campo colombiano desde mediados de 1900.

Las Fauces de Mauricio Maldonado, producido por Jenny David es beneficiario del FDC 2018 en la modalidad de Realización de Cortometrajes. Es parte del Catálogo de Cortos Colombianos REFRESH Vol.1, participando en el 42° Festival Internacional de Cortometrajes Clermont-Ferrand y la Selección Oficial de Cortometrajes del 18 Vancouver Latin American Film Festival (VLAFF), entre otros. Es la historia de  Deivis, un adolescente aislado que encuentra un cuerpo herido, un joven que pertenece al mundo de los muertos que será el único puente para encontrar un grupo de personas que pondrá fin a su soledad. El anhelo de una nueva familia como un sueño de tiempos pasados.

 S.O.S. de Ángela Tobón, producido por Juan David Gil, también es beneficiario de la modalidad de Realización de Cortometrajes 2017. Cuenta la historia de Aurelio (72) un salvavidas en un mundo paralelo al que van las personas en coma. Esther (67) llega a la piscina y se une a un grupo de personas que entrenan para una competencia. El ganador volverá a la vida con sus familias.

Lea También: Películas que optan por llegar a los Goya

 En este apartado, finalmente se encuentra la coproducción con México, Sol del llano de Manuela Irene Espitia, producida por Damián Aguilar. Este corto participó en la Competencia Internacional del 42° Festival Internacional de Cortometrajes de Clermont-Ferrand, en el Festival Internacional de Cortometrajes de Saguenay en la sección Regard donde obtuvo la Mención Especial del Jurado, y recibió el premio Renta Imagen en el Festival Internacional de Cine de Morelia. Habla sobre Meli, una niña de 9 años que vive en los llanos colombianos y busca la forma de sacar a su madre de una crisis emocional.

En la sección de Programas Brasileños de los talleres de producción audiovisual se encuentra la coproducción entre Brasil, Perú y Colombia Cine América de Mariana Paschoal, producida por Tiago Tambelli, Mariana Paschoal y Lily Silupu. Cuenta la historia de Klaviany y Donizete, artistas y residentes de la favela más grande de Sao Paulo, quienes aceptan el desafío de rodar un cortometraje en una semana con un grupo de jóvenes en las afueras de Lima, Perú.

En esta misma sección participa la coproducción con Brasil O verbo se fez carne (The word became flesh) de Ziel Karapotó, producida por Karkará Tunga-Tarairiú. En ella se habla sobre la invasión europea a Abya Yala y las cicatrices que dejó. El director, Ziel Karapotó usa su cuerpo para denunciar cinco siglos de colonización.

 Por último, en la sección de Nuevos Límites está La noche desbarata mis sombras de Luis Esguerra Cifuentes y producida por él mismo junto a Mateo Suárez Castiblanco. Es un diario de viajes y sueños, recopilado con más de cinco mil ilustraciones hechas a mano.

Image
Colprensa
Colprensa