Escuchar este artículo

La blusa blanca, una prenda exigente

Lunes, 21 de Octubre de 2019
Pasó a ser una prenda importante en el closet de una mujer, según expertos.

En 1981, la reconocida diseñadora Carolina Herrera afianzó y confirmó la elegancia de la blusa blanca en la primera colección que sacó al mercado. Ese protagonismo, la  convirtió,  posteriormente  en icono de su firma.

A partir de ahí se ha vuelto una prenda imprescindible y muy exigente a la hora de lucirla.

En eso coinciden los expertos consultados por La Opinión como Cecilia de Mondragón, quien recuerda que la única restricción que tiene es en los matrimonios porque la novia es la única que posee el ‘pasaporte’ para vestirse de blanco.

Recomienda combinarla con un pantalón o falda negra. Las ocasiones varían. “Se puede lucir una blusa blanca desde para dar un pésame, hasta para asistir a una tarde de te o reunión e incluso un coctel”. 

El diseñador Jhon Jairo Ortiz reitera que pasó a ser una prenda importante en el closet de una mujer. Y recomienda “las camiseras de algodón para el uso diario, con un pantalón clásico o jean. En los climas fríos sugiere que se combinen con bufandas o con chaquetas”.

Y para climas como el de Cúcuta aconseja usarla cuello bandeja, con peplum en la cintura. Para fiestas deben confeccionarse en organzas, encajes de chantilly, ojalillos de hilos, que le dan un toque coctelero al look. 

Reafirmó que es la tendencia en estos momentos debido a la influencia europea. A nivel nacional las propone Silvia Tcherassi  con diferentes formas, con diferentes mangas. La blusa blanca  siempre marca etiqueta, buen gusto y elegancia.

La diseñadora Emmy Mora también cree que es la prenda más indispensable para tener en el armario porque “nos cumple muchas funciones”. La prioridad sería una camisera confeccionada en popelina o seda. Podemos usarla para ir a presentar una entrevista de trabajo hasta un evento importante. La clave está en la combinación. Es decir, con una falda, un jean o un pantalón bota ancha.

El joven  Nicolay Roque insiste en que la blusa blanca es la prenda infaltable en el armario. “No solo nos ayuda a crear gran variedad de looks, si no que es una prenda muy versátil,  que se puede combinar de diferentes formas y adecuarla a distintas ocasiones por lo que podríamos también llamarla el complemento perfecto para un outfit”.

La clave de esta blusa clásica ideal “está en encontrar aquella que represente más tu estilo entre la variedad de modelos: oversize, romántica, safari, masculina, entre otros... Y a partir de allí combinarla para la ocasión ideal con las demás prendas y accesorios que se adecuen y así transmitir lo que deseas con tu estilo”.

La blusa blanca puede usarse en cualquier ocasión. Y aclara el diseñador Nicolay Roque  que  lo que influye es el tipo de tela que se utilice. Y debe ser el ideal, sea para un evento de etiqueta, algo más formal, una entrevista de trabajo o incluso algo tan informal como una cita. “La verdad es la prenda más versátil y usada desde siempre”.

La diseñadora Lucy Barragán  opinó que “la camisa blanca se ha convertido en una pieza que parecería eterna, versátil y que dependiendo quién y cómo se use se acomoda con la personalidad de quien la lleva. Es una prenda atemporal, que no tiene edad”.

“Amamos esta prenda que por su naturaleza, ya que puede ser usada de mil formas acomodándose a cualquier ocasión dependiendo de sus complementos. Es una prenda que se ajusta a lo que se necesite y por esto debe ser un elemento fundamental en el vestier femenino, es un lienzo básico para construir un buen estilismo”, concluye la diseñadora Catalina Barragán.

Image
La opinión
La Opinión