Escuchar este artículo

Un stand up con humor maternal, en Cúcuta

Domingo, 24 de Septiembre de 2017
Ana María Medina llega a la ciudad para presentar 'Hoy no me llamo mamá'.

Antes de ser madre, la actriz Ana María Medina reconoce que era una de esas mujeres que soñaba con tener hijos, sin imaginar lo que significaba la crianza. Era consciente de que era una labor titánica, pero no a niveles extremos.

Ella relacionaba la maternidad con la idea romántica de los comerciales, aquellos que muestran a una mujer perfectamente arreglada paseando a su bebé en un coche o a un recién nacido durmiendo, plácidamente, en el pecho materno.

Pero todo cambió luego de dar a luz a Lorenzo, el 27 de junio de 2013. 

Ana María tuvo que enfrentar sus fantasmas y combatir sus miedos. 

Descubrió que “el amor puro existe pero es algo que solo las mamás podemos entenderlo y jamás explicarlo”.

Durante los primeros meses de crianza con Lorenzo, sintió la necesidad de compartir sus experiencias. Con el apoyo de su esposo Andrés Vargas, abrió su blog LaNuwe, que hoy es un referente digital en el que comparte sus anécdotas como madre.

Luego, con sus amigas blogueras Carolina Hernández y Tatiana Gómez, puso en práctica #hoynomellamomama , que es una noche en la que las mamás “tenemos la excusa para volarnos de la casa y descansar de la maternidad”.

“Me propusieron escribir un stand up sobre el tema. Y así fue. Con cada presentación el texto se ha fortalecido y, aunque a Ana María le atacan los nervios minutos antes de subir a tarima, siempre logra conectarse con otras mamás a través de la risa.

Este “stand mom comedy” titulado Hoy no me llamo mamá, lo presentará por primera vez en Cúcuta este jueves 28 de septiembre. La cita es en el restaurante Karbón & Son, a las 8:30 de la noche.

“Me han dicho que el público de Cúcuta es uno de los mejores”, le contó la artista colombiana a La Opinión.

¿Qué encontrará el público en este stand up?

Todo lo que normalmente los comerciales y las mamás no nos advierten sobre la maternidad. Las cosas que a todos nos pasan, que a veces nos sacan de quicio y que no nos atrevemos a confesar.

Esta pieza se deriva de su cuenta de Instagram @HoyNoMeLlamoMama, que narra microhistorias de la cotidianidad de las mamás actuales. ​¿Ha vivido cada una de estas historias o se nutre de otras experiencias?

Ambas. La mayoría de las frases son catarsis que cuestan ser dichas a título personal y creo que por eso todas nos sentimos tan identificadas al leerlas. Las he vivido casi todas, como todas las mamás.

Con la llegada de su hijo Lorenzo, ¿cómo logró amoldarse a esta nueva faceta?

¡Cambió todo! Desde las cosas más simples como no poder volver a entrar al baño sola, hasta las más increíbles como entender la vida y verla desde un ángulo mucho más bonito. Soy otra persona desde que soy mamá, mucho más consciente y más comprometida con el mundo. Es una dualidad maravillosa, ahora me da miedo todo pero soy más fuerte, soy más proactiva aunque tengo menos tiempo, lloró más con todo pero soy mucho más feliz.

¿Hay algo que no le guste de ser mamá?

La competencia que nos hemos inventado entre mamás, en vez de ser una red de apoyo a veces parecemos compitiendo por quién lo hace mejor o por quién tiene los hijos más inteligentes.

¿De qué se quejan todas las madres?

¡De qué no nos quejamos! Del cansancio, del marido, de las pataletas, de la suegra, de la mamá, de las amigas con hijos, de las amigas sin hijos, de las profesoras, de los kilos de más... ser mamá es quejarse por todo.

Usted le da ese toque de humor a su blog ‘LaNuwe’, ¿nos puede compartir algunas anécdotas cómicas con Lorenzo?

Son demasiadas, no hay nada más divertido que vivir con un niño. Yo, por ejemplo, me he prohibido a mí misma el uso del celular cuando estoy con Lorenzo, para pasar tiempo de calidad con él. Pero hace unos días el celular sonó muchas veces así que le dije: “Voy a tener que contestar, debe ser urgente”. Y él me respondió, con toda la seriedad e inocencia del mundo: “nosotros no conocemos a ningún urgente”.

¿Podremos verla de nuevo en algún proyecto televisivo?

Por lo pronto no es la idea, pero no es mejor decir nunca porque uno nunca sabe. Amo hacer televisión pero los horarios de las grabaciones me impiden dedicarle a mi hijo el tiempo que quiero dedicarle en este momento.

Image
Alicia Pepe