Escuchar este artículo

Bienvenido 2022: Lo iniciamos con los mejores augurios

Domingo, 16 de Enero de 2022
Todos los indicadores apuntan a que el año 2022 será de recuperación económica con una tasa de crecimiento de las más altas de las últimas décadas.

El año 2022 puede ser el año de la esperanza: volveremos presencialmente a las aulas, reanudaremos la comunicación personal con amigos y allegados, retornaremos a nuestras oficinas y trataremos de recuperar hábitos de trabajo y estudio, claro está, con las medidas de bioseguridad que aseguren nuestra salud y la de aquellos con quienes interactuamos. Y lo más importante, es que hay indicios de que podría ser el año final de la pandemia. 

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Crecimiento económico

En octubre pasado el Fondo Monetario Internacional (FMI) predijo un crecimiento del 7,6% del Producto Interno Bruto (PIB) colombiano para el último trimestre de 2021 que acaba de terminar. El Banco de la República indicó un 8,6% y el presidente de la República habló de un 10%. Naturalmente estas cifras disminuyen para el año entero de 2022 y se ponen por encima de 3,9%, llegando hasta 4,5% según la agencia predictora. 

Estos resultados son muy buenos para Colombia, el país con mayor proyección, seguido por Costa Rica y Chile, mientras que los gigantes latinoamericanos Brasil y México tendrán resultados muy pobres.

Lea aquí: Profesor Unisimón se destacó en prestigioso concurso internacional

Pero no todo es color de rosa. En efecto, la inflación está llegando a casi 5% y el desempleo continúa con cifras de dos dígitos. La situación de Cúcuta es particularmente difícil en este último aspecto, ya que en noviembre llegó a 16,9%, que aunque casi 4% menos que en julio cuando había llegado a 20,3%, sigue siendo muy alta. Y a esto se le combina un 69,6% de informalidad.


 

Image
Ana Emilce Contreras, directora del programa académico de Contaduría Pública y profesora Unisimón. / Foto suministrada

Ana Emilce Contreras, directora del programa académico de Contaduría Pública y profesora Unisimón. / Foto suministrada 
 

Por esa razón, Ana Emilce Contreras, directora del programa académico de Contaduría Pública de la Universidad Simón Bolívar, recomienda planear cuidadosamente las acciones económicas y financieras del año que comienza de la manera más realista posible. Con este objeto recomienda tres aspectos importantes de planificación financiera: 1) ingresos; 2) gastos fijos, pagos y compras y 3) inversiones.

 

Planifique sus ingresos 

Planificar, en pocas palabras,  significa proyectar qué hará con los recursos que reciba este año, considerando que habrá crecimiento económico para Colombia y para Cúcuta, lo que significa reactivación en todos los sectores económicos, lo cual representa aumento de ventas. Siendo emprendedores, empresarios o trabajadores con vínculo laboral, se aconseja en este aspecto: 

Lea además: Ingeniería Multimedia, carrera profesional que marca tendencia

- Considere más de una fuente de ingresos. Para emprendedores y empresarios se entiende como la diversificación de los productos o servicios teniendo en cuenta las tendencias y gustos de los consumidores. Es relevante que haya un cuidadoso estudio de mercado para atender y entender lo que quiere el consumidor final. 

Para los trabajadores con vínculo laboral, será muy importante la capacitación y fortalecimiento de competencias requeridas en los cargos que tengan en las empresas. Por ejemplo, manejo de plataformas tecnológicas, alto nivel de conocimiento del Office, potenciación de competencias blandas y hasta el manejo de una segunda lengua. Recuerde que los ingresos se pueden aumentar al ser más eficientes y eficaces en satisfacer plenamente las necesidades de los clientes.

- Planifique las ventas o ingresos para el año 2022 haciendo énfasis en metas mensuales que deben cumplirse. Utilice el presupuesto como herramienta de trabajo. Es visualizar lo que se quiere que suceda con las finanzas empresariales y personales mes por mes. Se basa en la historia financiera para predecir el futuro. Y se pueden construir presupuestos conservadores y presupuestos optimistas que incluyan retos y exigencias nuevas. Pero nunca deben construirse presupuestos deficitarios. 

Le puede interesar: Conoce la oferta de pregrados e inscríbete en la Unisimón

 

Image
Bienvenido 2022: Lo iniciamos con los mejores augurios./Foto: cortesía

 

Planifique salidas de dinero 

En este aspecto, hay que considerar tres rubros:

Compras: Solo adquiera lo necesario, lo que no se puede evitar porque hacerlo  significa estancamiento. Por ejemplo: materias primas, maquinarias, mobiliario, equipos de cómputo y comunicación, dotación de nuevos puntos de ventas, entre otros. Sobre este tema hay varias recomendaciones: determine si compra a crédito o de contado; si es a crédito, examine la tasa de interés y posibilidad de “leasing” para evitar pagos de impuestos y cálculo de depreciaciones. Muy importante: la compra debe ser el medio para una rentabilidad inmediata.

Pagos: Salidas de dinero necesarias porque han representado compras necesarias, gastos de funcionamiento o abonos a obligaciones financieras. Se debe revisar en las obligaciones financieras cuáles representan los intereses más altos y tenerlas como prioridad para disminuir deuda o cancelar completamente. 

Lea también: Abogado en formación Unisimón obtuvo el primer puesto en IV Concurso Nacional para estudiantes

En los gastos de funcionamiento existen costos fijos que son los necesarios. Pero existe una regla de oro: con los mismos costos fijos se deben aumentar los ingresos. A lo anterior, se le denomina búsqueda de eficiencia y eficacia.

Con los proveedores: Se aconseja ser muy cumplidos con lo presupuestado. Negociar las compras futuras, pero con la certeza de que se van a realizar los pagos en el momento acordado. El cumplimiento es garantía de tranquilidad, confianza y progreso. 

Para el ciudadano trabajador con vínculo laboral igualmente aplican los anteriores consejos: comprar lo necesario y pagar lo necesario y, en cuanto a los gastos de funcionamiento, se asocian a los gastos de transporte, alimentación, vestuario, diversión, descanso, entre otros, los cuales se planifican de acuerdo a ingresos y a un cuidadoso presupuesto. 


Invierta asertivamente

La contadora Contreras insiste en la necesidad de establecer un plan de trabajo de estricto cumplimiento que debe incluir ingresos y egresos dentro de los que se deben  incluir imprevistos. Se debe buscar el incrementar los ingresos y disminuir los gastos, con lo que la operación debe comenzar a arrojar excedentes. En ningún caso los excedentes deben destinarse a incrementar gastos sino a invertir. La inversión representa oportunidad de nuevos ingresos y crecimiento empresarial. Es la forma de crecer financieramente, capitalizando el patrimonio. Existen diversas formas de inversión como las bolsas de valores, inversión en divisas, en oro o metales preciosos. Antes de invertir es necesario informarse ampliamente acerca de los corredores de bolsa autorizados y vendedores oficiales para evitar estafas y malos entendidos. 

Lea además: Estudiante de doctorado Unisimón: primer puesto en Educa Digital 2021

Hay una inversión muy importante que todos deberían considerar: la educación. Es una inversión a largo plazo, pero es de las que tienen un mayor retorno costo/beneficio.  Pero no se trata de matricularse en cualquier programa académico. La persona que invierte en educación debe tener muy claras sus competencias actuales y sus necesidades futuras y determinar qué programa es el que le dará mayores beneficios económicos o satisfacción personal antes de invertir en su matrícula pues no se trata solo de dinero, sino también de tiempo y de satisfacción personal.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Alianza Unisimon

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda