Escuchar este artículo

El Paisa estaría detrás de los enfrentamientos en Ureña

Miércoles, 31 de Julio de 2019
El delincuente establece toque de queda a la población y amenaza a las autoridades locales.

Los fuertes enfrentamientos que se registraron desde la noche del lunes y hasta ya entrada la mañana del martes en Ureña, estarían relacionados con una serie de comunicados difundidos en los días previos, en los cuales alias El Paisa, que se identifica como jefe de los Urabeños, facción perteneciente a las Autodefensas Unidas de Colombia, declara que toma el control de la zona, establece toque de queda a la población y amenaza a las autoridades locales, comerciantes y trabajadores de taxis y mototaxis, a quienes acusa de ser colaboradores de la guerrilla.

Según un reporte oficial elaborado por las autoridades venezolanas, el lunes se produjo una balacera como resultado de un sicariato, resultando asesinado el ciudadano Leonardo Alberto López Churrupi, de 33 años de edad, quien fue interceptado por dos sujetos a bordo de una motocicleta, en el sector Nueva Arcadia, del municipio Pedro María Ureña.

Aún con signos vitales fue auxiliado por algunos lugareños, quienes le trasladaron en un vehículo particular hasta un centro de salud privado, donde ingresó sin signos vitales. López Churrupi era oriundo de Colombia y nacionalizado venezolano, de profesión mototaxista. Vecinos de la zona aseguran que tenía más de 20 años residenciado Venezuela.

Posteriormente, cerca de las 5:00 de la madrugada de ayer martes comenzaron a escucharse ráfagas de disparos en las trochas de Ureña, muy cerca del comando de la Guardia Nacional de la zona. 

“Desde La Plazuela hasta el Central Azucarero se oían los disparos y hasta varias explosiones que parecían de granada, yo iba en bicicleta y quedé en medio de esa situación”, relató a La Opinión un vecino de la zona, eran las 8:20 de la mañana. Las viviendas del sector El Escobal recibieron varios impactos de bala, afortunadamente no se reportaron personas heridas.

Guerra avisada

Lo sucedido, forma parte de la guerra sin cuartel entre las bandas delincuenciales y las organizaciones guerrilleras que se disputan el control de este territorio fronterizo, y así quedó evidenciado en los comunicados difundidos por El Paisa, en los cuales, además reconoció la autoría de los asesinatos vinculados al hallazgo de seis cabezas humanas en tres diferentes situaciones, a lo largo de los últimos dos meses.

Advierten los irregulares que “en guerra avisada no muere soldado”… “Ya son seis hombrecitos que no entendieron que en los comunicados en Palotal no estamos jugando”, se lee en uno de los escritos divulgados, en el que se insiste sobre la prohibición impuesta por las Auc de circular por las calles. “Ojo, sus hijos no vayan a ser los siguientes”, culmina el escrito firmado “Att: El Paisa”.

Los comunicados que comenzaron a circular desde el pasado sábado muy temprano, fueron al menos 5 y en ellos se instruye sobre la restricción de circular por las calles fuera de los horarios comprendidos entre las 6:00 de la mañana y las 8:00 de la noche; se amenaza de muerte al alcalde de Ureña y dos de sus concejales, todos pertenecientes al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a quienes les dan un plazo de 24 horas para abandonar el lugar.

Lo mismo sucede con un grupo de comerciantes, trabajadores de taxis y mototaxis, y con quienes se lucran con el contrabando de combustible; además se “prohíbe” cualquier manifestación política y el cobro de alimentos en pesos en bodegas y abastos; una práctica común ante la escasez de efectivo que impera en Venezuela desde hace casi dos años.

Hasta el momento las autoridades venezolanas no han respondido a las reiteradas solicitudes de información oficial respecto a estos hechos, por parte de La Opinión.

Además, por redes sociales circuló un mensaje supuestamente de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (Eln) en que hace mención al enfrentamiento armado de este martes en el vecino municipio tachirense de Ureña.

Además, en el panfleto virtual se lanzan advertencias a los pobladores de la ejecución de acciones intimidatorias en su contra.

Image
Eilyn Cardozo