Fundación ‘Comparte por una vida’ cruzó la frontera

Martes, 9 de Octubre de 2018
En el megacolegio La Frontera se lleva a cabo una campaña para el mejoramiento nutricional de los estudiantes.

Multiplicar las sonrisas de los niños venezolanos por medio de una alimentación sana y completa es el objetivo de ‘Comparte por una vida’, fundación que nació en abril del 2016 en el vecino país.

 Las condiciones de vulnerabilidad en hospitales, escuelas y casas hogares a causa del difícil acceso a alimentos, derivó en la unión de esfuerzos por parte de la caraqueña Ana Isabel Otero para recolectar fondos e insumos para enfrentar dicha situación.

 Durante más de dos años de labores, ‘Comparte por una vida’ ha repartido más de 250.000 comidas en el programa Merienda Escolar. También han llenado más de 200.000 teteros con los donativos de fórmulas lácteas a pacientes de hospitales, logrando alimentar a más de 500.000 niños.

Consecuentes con la  actual situación de miles de familias que huyen de Venezuela para buscar una mejor calidad de vida en ciudades de frontera como Cúcuta, la fundación decidió reunir esfuerzos y trasladar su mano amiga a la capital de Norte de Santander, desde hace 3 meses.

Le puede interesar Acnur confirma voluntad de cooperación para la frontera

Apoyo a megacolegio

En una primera fase, la fundación trabaja con niños del megacolegio La Frontera. Allí, con el apoyo de Digisalud y Manitas Amarillas, recolectaron datos sobre peso, su talla, su masa corporal y otros aspectos físicos, por medio de una aplicación digital.

 “Este sistema nos ayuda a determinar las necesidades nutricionales de los niños para saber cómo diseñar el programa de alimentación escolar del que harán parte, cuyo modelo ya lo tenemos implementado en Venezuela”, puntualizó  Lala Lovera, representante de la fundación en Colombia. 

 Subrayó que el programa no va solo dirigido a población venezolana, sino al resto de la comunidad estudiantil, para volver el programa más incluyente. 

 “Debemos entender que la desnutrición infantil es uno de las primeras causas de mortalidad en Colombia. Los primeros 1000 días de vida de un niño son clave para su desarrollo. Si no atacamos el tema de desnutrición juntos; es decir, empresa privada, sector público y las oenegés, no lo vamos a lograr”. 

Por eso su llamado es que la empresa privada, las entidades públicas y la sociedad civil a trabajar para mitigar esta realidad. “El propósito es llegar a más colegios de Cúcuta”, indicó Lovera. 

Finalizó: “La base de ‘Comparte por una vida’ es el voluntariado. Estamos abiertos a cualquier propuesta y alianza. Nos pueden escribir por el correo colombia@comparteporunavida.com”.  

Por los chamos

#UnaVacaPorLosChamos es una recolecta para construir un fondo de recursos para atender a los migrantes venezolanos que a diario llegan a Colombia huyendo de la crisis económica y social. Los fondos serán destinados para ‘Comparte por una vida’ y la Fundación Juanfe. 

La recolecta la promueve la plataforma de crowdfunding Vaki, en la que se puede hacer seguimiento del número de donantes y la cantidad recaudada en tiempo real. La recolecta será hasta el 15 de octubre y cualquier persona puede donar desde $9.000. 

Image
La opinión
La Opinión