Escuchar este artículo

Piden controles efectivos para las trochas y La Parada

Miércoles, 18 de Marzo de 2020
El ingreso y la salida de migrantes a Colombia sigue campante por las trochas

El ingreso de migrantes venezolanos por trochas sigue imparable en Villa del Rosario. Pese a la numerosa presencia de policía y ejército, y de estar cerrada la frontera, en zona de La Parada pareciera no existir barreras ni restricciones que valgan, igual sigue vigente el ingreso de personas a territorio nacional procedente de Venezuela.

Y no solo eso, también de Colombia hacia Venezuela siguen saliendo venezolanos sin resistencia alguna.

En estas condiciones la amenaza de contagio y transmisión del coronavirus proveniente de Venezuela sigue siendo alta, dado que nadie está controlando este tránsito ilegal de personas por las trochas que conectan desde el vecino país con Villa del Rosario, específicamente con La Parada, dijo el médico intensivista Arturo Arias.

El profesional de la medicina precisó que por esta vía siguen entrando a Cúcuta vectores por toneladas, y ello debe frenarse por parte de la Policía y el Ejército.

Dijo que la directiva nacional de cierre de frontera se produjo por salud pública y bajo ningún motivo las autoridades encargadas deben permitir que se quebrante la norma.

La Policía logró devolver el orden en los alrededores del puente Simón Bolívar y en la autopista que conecta Cúcuta con Villa del Rosario, por donde tres días después de haberse cerrado la frontera seguían pasando desde Colombia hacia Venezuela centenares de migrantes por este paso oficial.

Lo mismo se produjo en Puente Unión, en Puerto Santander, sin embargo, se considera una burla lo que hacen quienes insisten en ingresar a Villa del Rosario y Cúcuta por las trochas.

Lea además En Cúcuta los negocios hacen su agosto en marzo

La Opinión fue testigo de los retenes que instalaron desconocidos en La Parada para direccionar el flujo de migrantes por trochas en una acción que se repite flagrantemente durante el día.

En este retén, que colinda con una finca de propiedad de particulares, los desconocidos cobraban ayer 2.000 pesos por persona que ingresara a Colombia o saliera hacia Venezuela. Metros más adelante, en la trocha conocida como La Marina, la policía sí mantenía un fuerte control para impedir el ingreso a Colombia de migrantes procedentes del vecino país.

Esto ocurre también por la falta de controles de la alcaldía de Villa del Rosario, en materia de la recuperación del espacio público y de la salud en La Parada.

En las calles de este barrio se mantienen concentrados decenas de venezolanos en condiciones de hacinamiento y, lo peor, con niños de brazos, lo que va en contravía de las medidas de prevención dictadas desde el Gobierno nacional para evitar el contagio del coronavirus.

Ayer, el exalcalde de Cúcuta, Donamaris Ramírez, solicitó al alcalde de este municipio, Eugenio Rangel Manrique, que decrete medidas especiales en La Parada, para que no solo se ponga control al desorden, los problemas de salubridad, sino al flujo de migrantes entrando y saliendo a Colombia, con el consecuente riesgo de transmisión del coronavirus.

“El foco de desastre de Cúcuta de esta pandemia que ya contagió a tres personas está en La Parada, si no se pone freno estaremos expuestos a lo peor”, dijo Ramírez.

Esta misma consigna es la de los médicos intensivistas de Cúcuta, que ayer volvieron a insistir en que el ejército debe ir a las trochas a controlar el paso ilegal de migrantes. “Es por seguridad y por salud”, dijeron los galenos.

 A lo largo de la autopista que conecta Cúcuta con Villa del Rosario y el puente internacional Simón Bolívar, la Policía sí recuperó el orden e impidió el tránsito de migrantes por los pasos oficiales. Solo personas enfermas pueden hacerlo.

Image
La opinión
La Opinión