Proliferan focos de COVID-19 en Táchira

Jueves, 25 de Junio de 2020
La mayoría de casos proviene de Norte de Santander y otras regiones de Colombia, según el gobierno de Maduro.

 

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció la noche del 24 de junio 12 nuevos casos de contagio por COVID-19 en el estado Táchira, acotando que los mismos corresponden a personas que laboran en el sector salud y el área de logística de manejo de migrantes retornados

Además, se ha confirmado la presencia de cinco pacientes recluidos en el Hospital Central de San Cristóbal, y otros cinco en el Hospital del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales.

La gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, realizó un recorrido por los municipios Simón Rodríguez, San Judas Tadeo y García de Hevia, en la zona norte del Táchira, donde recientemente se han reportado focos activos de contagio por coronavirus.

“Nos preocupa poderosamente que se están incrementando los casos positivos de la COVID-19 en el estado”, dijo al tiempo de cuestionar los protocolos manejados en relación a la pandemia.

Los protocolos epidemiológicos que está manejando el Ministerio de Salud en la entidad sobre la COVID-19, de acuerdo a los lineamientos de la OMS, no han sido los más adecuados y correctos, y una muestra de ello es el incremento de contagios por coronavirus en funcionarios de seguridad”, denunció.

El alcalde del municipio Guásimos, Evaristo Zambrano, reportó la existencia de 12 casos positivos en su municipio, y aunque los mismos no han sido reconocidos aún por las autoridades nacionales, señaló que “sin crear alarma hay que ayudar a concienciar y no permitir que el foco siga creciendo”.

Alertó además a informar a las autoridades sobre la llegada de familiares desde el exterior que no se hayan sometido a los controles sanitarios. Los pacientes de este municipio se encuentran recluidos en el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de la comunidad.

Freddy Bernal, representante político de Nicolás Maduro en Táchira aseguró que “la pandemia está contenida en Táchira”.

Consultado por periodistas sobre las versiones que señalan la existencia de 28 casos de contagio entre funcionarios civiles y militares en dos destacamentos de la frontera norte del Táchira, se limitó a señalar que “el personal militar se encuentra en la primera línea de riesgo”, por lo que deben extremarse las medidas de precaución e higiene.

Destacó Bernal que la mayoría de los casos en la entidad provienen de Norte de Santander y otras regiones de Colombia. Dijo también que, en el estado fronterizo, principal receptor de migrantes, se han recuperado 113 personas de la COVID-19. Insistió en la radicalización de los controles, sobre todo en lo relacionado con la movilidad y el abastecimiento de combustible.

Anunció además “estricta vigilancia” sobre los pasos irregulares.

Sumado a los casos propios de Táchira, recientemente se dio a conocer la existencia de focos en estados vecinos, en poblaciones cuya cercanía geográfica compromete a los habitantes de esta entidad.

Uno de ellos compuesto por 18 personas contagiadas durante una fiesta en la población de El Vigía, del estado Mérida, confirmado por Nicolás Maduro; y el otro, correspondiente a dos guardias nacionales que resultaron positivos a PCR en Guasdualito, estado Apure.

El obispo de la Diócesis de San Cristóbal, Monseñor Mario del Valle Moronta, llamó a la colectividad a intensificar la prevención, ante el aumento de la COVID-19 en Táchira.

“Quiero hacer una solicitud muy especial a los habitantes de las zonas donde se ha detectado con mayor fuerza el brote de la enfermedad para que lo tomen con la relevancia que merece” dijo al tiempo de acotar, que no se trata de una situación leve, sino que “es bastante delicada y que tenemos que enfrentar con fortaleza y determinación, pueden estar seguros que con la ayuda de la oración y del trabajo del personal médico podremos superar esta crisis”, apuntó el prelado.

Image
Eilyn Cardozo