Escuchar este artículo

Protestas por la escasez de gasolina en San Cristóbal

Miércoles, 20 de Diciembre de 2017
De las 59 gandolas que se esperaban diariamente, hoy no existe un número establecido.

Las enormes colas para surtir combustible en San Cristóbal parecen serpientes dormidas que se extienden y se retuercen envolviendo toda la ciudad.

La situación de escasez se ha agudizado en las últimas semanas y este martes comenzaron a proliferar las protestas de conductores hastiados tras una espera de hasta 36 horas para intentar surtir sus vehículos.

Locutores y periodistas de una conocida emisora de radio de la entidad, decidieron realizar el noticiero meridiano íntegramente vía telefónica por primera vez en los 70 años de historia de la estación, pues ninguno tenía suficiente combustible para movilizar sus vehículos.

Dos de ellos reportaban, “en directo” desde sus respectivas colas.

Manuel Mogollón pasó la noche del lunes aguardando dentro de su vehículo en una calle del sector de Barrio Obrero, en la capital tachirense. Llegó a las 9:00 de la noche, con la esperanza de surtir temprano en la mañana, y se sumó a la fila de más de 400 carros que aguardaban, algunos desde las 4:00 de esa tarde, que llegara la gandola con gasolina. 

La Opinión conversó con él a las 11:00 de la mañana del martes, y tras 14 horas en la fila, aún la gandola no había llegado. “Nos dijeron que tal vez traería combustible a primera hora de la tarde, pero si no es así, me toca pasar otra noche aquí, porque no me queda nada en el tanque, ni para regresarme a mi casa”, comentó.

A esa hora, unos ocho vehículos comenzaban a salirse de fila para cerrar el paso por la carrera 23 de Barrio Obrero, en protesta por la situación. Lo mismo sucedió frente a una estación de servicio en la Avenida Libertador y otra en la parte alta de la ciudad. En la avenida Marginal del Torbes, un grupo de conductores también obstaculizan una de las principales vías de la ciudad.

El calor se unía a los caldeados ánimos de los conductores, quienes exigían respuestas que no llegan desde ningún organismo oficial.

La gobernadora Laidy Gómez advirtió  que “la agudización de las colas para surtir combustible en la entidad, ha ocasionado que los ciudadanos pierdan más de 24 horas de cola en las estaciones convencionales y de servicio alternativo”.

Expresó que las 59 gandolas que se esperaban diariamente, hoy no existe un número establecido, lo que mantiene en colapso al sector agropecuario y la salud. “Los ferieros de La Grita están comunicando que se les está dañando la cosecha y las ambulancias no pueden atender las emergencias de la red de salud”.

Gómez añadió que en los estados Mérida y Barinas se ha comenzado a observar la misma situación, por lo que hizo un llamado a las autoridades de PDVSA a solventar la crisis que se ha presentado en el Táchira, al tiempo que pidió a la empresa estatal una reunión para consolidar esquemas de suministro y distribución que ayuden a normalizar el envío de combustible a los municipios metropolitanos más afectados, “y no a las zonas donde el contrabando sigue haciendo de las suyas”.

Image
Eilyn Cardozo

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda