Caparrós tiene leucemia, pero seguirá con el Sevilla

Domingo, 7 de Abril de 2019
"Estoy haciendo mi vida normal y tengo que dar las gracias a todos los jugadores", dijo.

El Sevilla derrotó como visitante al Valladolid (2-0), ayer en la 31ª jornada de la Liga española, logrando una emotiva victoria para su entrenador Joaquín Caparrós, de 63 años, que anunció tras el partido que padece una leucemia crónica y que seguirá en el cargo.

“Tengo una leucemia crónica que no me impide ejercer mi profesión. Estoy haciendo mi vida normal y tengo que dar las gracias a todos los jugadores”, declaró el técnico en rueda de prensa, tras ese triunfo sobre el Valladolid (17º), que permite a su equipo ser quinto, a un punto del último puesto de Champions, el cuarto, ocupado por el Getafe, que derrotó por 1-0 al Athletic Bilbao (8º).

No tengo ningún tipo de tratamiento y quiero disfrutar de la oportunidad que me está dando el Sevilla de volver a entrenar a mi equipo. No voy a volver a hablar del tema pero quiero que todo el mundo se quede tranquilo”, añadió.

Caparrós, técnico muy experimentado, ocupó también otros banquillos en primera división, como Villarreal, Deportivo La Coruña o Athletic Bilbao, y ha conseguido enderezar la marcha del equipo sevillano, tras su nombramiento el 15 de marzo, tras el cese de Pablo Machín, ganando tres de sus últimos cuatro partidos.

En Getafe, un duelo caliente contra el Athletic Bilbao, lo definió en la recta final (79) el delantero canario Ángel Rodríguez, que había entrado como revulsivo, al controlar y dirigirse como una flecha a la portería para levantar el balón ante la salida de Iago Herrerín.

Más tarde, el Sevilla resolvió en la recta final (2-0) su duelo en la cancha del Valladolid. Primero marcó el centrocampista Roque Mesa, en jugada individual y disparo desde la frontal (84), y luego lo hizo Munir El Haddadi (90+2), certero para rematar en boca de gol una acción del jovencísimo Bryan Gil, de 18 años, perla de la cantera andaluza.