Escuchar este artículo

Concentración y paciencia, claves de victoria ante Catar

Jueves, 20 de Junio de 2019
La Selección Colombia tuvo recuperación en Sao Paulo y se desplazó a Salvador.

Cuando un equipo juega con tres defensas, tres volantes de marca,  dos volantes externos que hacen la labor de laterales, un volante creativo y un delantero rápido, todos muy cerca y metidos en el área, el equipo rival debe tener mucha concentración y paciencia.

La concentración para controlar los dos o tres ataques rápidos que tuvieran y la paciencia para encontrar los espacios y llegar a gol. Esa concentración estaba a cargo de la defensa en el trabajo táctico y la paciencia en los de arriba para encontrar la estrategia de cómo llegar al gol.

Y todo volvió a funcionar bien para el equipo del portugués Carlos Queiroz, porque se hizo difícil llegar a la apertura del marcador y cuando Catar recuperaba el balón, la zona defensiva de la tricolor estuvo a la altura para conservar el cero en el arco de David Ospina.

Para el volante creativo y figura del partido, James Rodríguez, “fue en un partido duro, porque ellos siempre estaban atrás, es un equipo que mete mucho, fue un partido físico, de mucha fricción, pero al final creo que es un resultado justo”.

El 10 reconoció que “la paciencia fue clave, porque el partido dura 90 minutos y el gol puede llegar al comienzo o al final, que fue lo que pasó contra Catar. Yo sólo quiero ayudar para que la Selección gane y si se puede haciendo pases y goles va a ser muy importante”.

Por su parte, para el cartagenero Wílmar Barrios el partido “se complicó un poco, pero se intentó por todos los sectores, sabíamos que en cualquier momento podíamos convertir gol y llegó al final del partido. Sabíamos cómo jugaba Catar, su orden que no lo hacía fácil”.

“El equipo mostró jerarquía y responsabilidad que tenemos en esta nueva era y en este campeonato dimos un paso importante. Fuimos dueños del partido, lo dominamos de principio a fin, por fortuna marcamos el gol para dar un paso importante. La paciencia y la tenencia de la pelota fueron las claves para sacar este resultado”, destacó Mateus Uribe.

William Tesillo también analizó que “fue un partido complicado, contra un rival que supo replegarse bien atrás. En el primer tiempo tuvimos varias chances en las que no pudimos marcar, en el segundo tiempo la persistencia dio pie para que pudiéramos hacer el gol y ganar. Ellos hicieron un buen trabajo en defensa, pero en líneas generales el ritmo del partido lo pusimos nosotros, atacamos por dentro, por las bandas, intentamos por todo lado y el partido fue justo”.

“Una de nuestras metas era clasificar, se pudo en dos partidos y ahora pensar ante Paraguay, que es difícil, que sabemos que es fuerte, con juego aéreo difícil y prepararnos muy bien. Vamos paso a paso, vamos partido a partido, la primera meta era clasificar y se pudo hacer”, concluyó Tesillo.

La Selección Colombia tuvo recuperación en Sao Paulo y se desplazó en la tarde a Salvador, donde el próximo domingo se mide contra Paraguay en la tercera fecha del Grupo B de la Copa América, ya con la clasificación y el primer lugar asegurado.

‘Siempre confiamos’

Con 32 años recién cumplidos y una actualidad impecable, Dávinson Sánchez es la prenda de garantía en la seguridad y tranquilidad de la Selección Colombia en defensa. Contra Argentina y Catar respondió a la altura, con concentración y claridad para recuperar balones claves en zonas de riesgo.

En el primer juego fue junto a Wílmar Barrios y los autores de los goles, Roger Martínez y Duván Zapata, los de notas más altas en el rendimiento individual, porque supo controlar a Sergio Agüero, y contra Catar respondió a la altura de las exigencias, con cierres de primer nivel mundial.

“Cuando uno se acostumbra a jugar siempre con presión alta como lo hago con mi equipo el Tottenham en la Premier, se hace mucho más fácil, me da mucha capacidad para venir y poner todo el potencial para la Selección”, admitió Dávinson, quien de las oportunidades de Catar comentó: “Fueron un par de contragolpes, en lo que son fuertes, pero nosotros creamos muchas oportunidades de gol”.

El joven defensa de Caloto (Cauca) no sólo corta el juego de los rivales, también maneja el balón desde atrás cuando los espacios son cerrados y junto con Yerry Mina son una buena opción ofensiva en los tiros de esquina a favor y centros de costado en tiros libres, pues su 1,89 metros de estatura le permiten tener esa cualidad.

“Al principio el balón no quería entrar, pero siempre confiamos en el talento que tenemos adelante, con Duván que viene en una gran temporada, con el Tigre, que es el Tigre, James puede abrir el marcador también, Mateus llega muy bien de atrás, entonces sabíamos que íbamos a abrir el marcador en cualquier momento, por eso había tranquilidad y tuvimos mucha concentración”, explicó Dávinson, quien también es quien más veces y con más tiempo atiende a los medios al final del partido.

Del partido contra Catar, el defensa colombiano agregó: “ellos se cerraron muy bien atrás, simplemente creamos chances desde el primer minuto, el partido se venía un poco cerrado, ellos jugaron a su manera, al contragolpe un poco y nosotros tuvimos la capacidad de abrir el marcador”.

Finalmente, del juego que se viene contra Paraguay, Dávinson anticipó que “va a ser muy difícil, porque Paraguay se juega la clasificación, pero nosotros vamos a afrontarlo con seriedad, porque ni contra Argentina que se dio un partido casi perfecto, ni contra Catar que fue muy disputado, hemos perdido la cabeza, simplemente nos centramos en que cada partido es importante y contra Paraguay vamos a sacar diferencia”.

Image
Colprensa
Colprensa