Escuchar este artículo

El balón seguirá en juego tras el penalti

Martes, 5 de Marzo de 2019
La Internacional Board explicó que el balón seguirá en juego si hay rechace del portero o los largueros.

La Internacional Board (IFAB) ha salido al paso de algunas informaciones emitidas tras la reunión celebrada el sábado en Aberdeen (Escocia) y ha puntualizado que en los lanzamientos de penalti el balón seguirá en juego si hay rechace del portero o las maderas.

En un comunicado emitido este martes, la IFAB afirma que “contrariamente a algunas noticias incorrectas aparecidas en los  medios sobre el procedimiento de los penaltis (Ley 14), el balón permanecerá en juego en el partido cuando haya rechace del portero, el larguero o los postes”.

“El único cambio de la Ley 14 aprobada en la 133 Asamblea Anual celebrada el pasado sábado es que al portero ahora tan solo se le exigirá que tenga un pie en la línea de gol cuando el penalti sea lanzado”.

La asamblea también se centró en “afinar las leyes para el beneficio del juego” y tomó la decisión de proporcionar una “definición más precisa y detallada” de lo que constituye dar con la mano al balón.

A partir del 1 de junio, ya no se permitirán validar goles marcados con la mano o el brazo aunque sea de forma accidental o generar una oportunidad de gol después de haberse beneficiado para la posesión o el control del toque en la mano o el brazo (incluso si es accidental).

Así mismo, entre otras cuestiones, la IFAB también aprobó cambios en las leyes de normas del juego relacionadas con la sustitución de un jugador que tiene que abandonar el campo en la línea de límite más cercana o con las tarjetas amarillas y rojas por mala conducta de los oficiales del equipo, así como no será necesario que el balón tenga que salir del área en los saques de puerta o de falta. 

También reaparecen las amonestaciones, amarillas y rojas para los jugadores o partes del cuerpo técnico que se encuentren en el banquillo.

Estas modificaciones al fútbol se venían deliberando desde noviembre de 2018 y a pesar de haber sido aprobadas,  éstas todavía se encontrarán en fase de prueba, es decir, no se tendrán que cumplir obligatoriamente.

Fueron cinco las reglas que se modificaron y que en unos seis meses entrarán en vigencia.

Image
EFE