Escuchar este artículo

El dilema de llamar o no a James

Jueves, 27 de Febrero de 2020
El jugador colombiano tiene una notoria ausencia en los partidos, y más de seis ensayos sin él.

A un mes de que se inicie la fase clasificatoria para el Mundial de Catar-2022, la Selección Colombia enfrenta una gran incógnita: James Rodríguez.

El creativo, capitán y referente de los últimos años atraviesa un momento deportivo con muchas dudas, al punto que la crítica internacional señale que el ‘10’ ya no disfruta el fútbol.

En el Real Madrid continúa sin competencia: el miércoles no apareció entre los convocados por Zinedine Zidane para el partido ante Manchester City por la Liga de Campeones, y su última presencia en campo con el equipo merengue fue el 6 de febrero de 2020, frente a la Real Sociedad, cuando fue titular y cayeron por 4-3.

Con la Selección Colombia no juega desde el 28 de junio de 2019, por los cuartos de final de la Copa América. Ese día la Tricolor igualó 0-0 con Chile y en la definición por penaltis perdió 4-5 (James hizo el primero).

Luego de su ausencia en cuatro amistosos (2-2 con Brasil, 0-0 con Venezuela, 0-0 con Chile y caída 3-0 con Argelia), fue llamado para la fecha Fifa de noviembre de 2019, pero se lesionó antes del duelo con Perú y debió regresar a su club y perderse también el fogueo contra Ecuador (en ambos, triunfos 1-0). Fueron seis ensayos sin él.

Un futuro incierto

Estos antecedentes generan interrogantes que intentaremos responder, especialmente qué piensan los futboleros sobre si James debe o no hacer parte de la formación titular en el estreno de la Eliminatoria, el 27 de marzo, frente a Venezuela en el estadio Metropolitano de Barranquilla.

La última palabra la tendrá el técnico Carlos Queiroz, quien al cerrar el 2019 insinuó que tras probar 42 jugadores, a la competencia oficial solo llamaría a los de mejor nivel.

Seguramente Rodríguez, si acepta las condiciones del estratega, hará parte de los convocados, pues la Selección siempre ha sido su aliciente y el espacio para retomar protagonismo y confianza, como lo ha reconocido muchas veces el volante cucuteño.

¿Será cierto el rumor de que James le está exigiendo a Queiroz ser titular? ¿Alcanzó el portugués a diseñar un esquema sin un 10 y cómo formaría? ¿Cómo reaccionarían los compañeros de Selección sin James? Hoy, todo son especulaciones, movimientos de ajedrez que se hacen en los corrillos y solo toca esperar la lista en los próximos 15 días.

Francisco Maturana, campeón con Colombia en la Copa América de 2001, es cauto frente al tema, y asegura que él comulga con unos principios y unos códigos innegociables: “Entiendo que a la hora de una convocatoria deben estar los jugadores que el técnico elija, no los que se mencionen en los medios de comunicación y los diferentes programas deportivos. Para eso está el entrenador, para escoger, y con toda seguridad, siempre habrá gente inconforme, pero me atrevo a decir que la luz de todo siempre pasa por el entrenador”.

Querido o no, en buen o mal nivel, James sigue siendo referente. En su mejor momento, con José Pékerman, el equipo nacional alcanzó la cuota goleadora que hoy se extraña, y un rendimiento superior al 70%. Solo la competencia hablará de su nivel.

Image
Colprensa
Colprensa