Escuchar este artículo

Jugador de Chamitos al Atlético Nacional

Viernes, 21 de Febrero de 2020
La escuela de fútbol de Cúcuta exportó un talento más.

A punto de cumplir 16 años y luego de tres entrenando con la escuela Chamitos en Cúcuta, el cordobés Kevin de Arco dio el salto a Atlético Nacional, equipo que quedó cautivado con su talento.

Nacido en Planeta Rica,  Córdoba, De Arco es un volante ofensivo de buen pie,  técnico, habilidoso y ambidiestro. Ha participado  en torneos de  la Liga nortesantandereana  e hizo parte de la selección  Norte Infantil.

Jugaba en Barranquilla cuando César Mejía, director de la escuela Chamitos y quien es un cazador de talentos, lo encontró mientras disputaba el torneo de la Asefal. Desde que lo vio, Mejía supo que necesitaba tenerlo para pulir su talento y que se sumara a la lista de jugadores exportados por su escuela.

Llegar a Cúcuta fue  algo inesperado, me encontraba en ese momento en  Barranquilla, él (César Mejía ) vio mi talento y me propuso venir a  Cúcuta luego de hablar con  mi mamá (Yoanis de Arco); le dijo que me  podía ayudar y bueno, ahora se está dando esta oportunidad con Nacional”, contó el jugador.

Añadió que en Cúcuta su  vida mejoró, pudo disfrutar de una  mejor calidad de vida, que  lo hizo mejorar en la parte  física.

Para Kevin ha sido toda  una sorpresa pues no esperaba que tan pronto un  equipo profesional se fijara  en sus habilidades. El deportista se encuentra  desde hace varios días en la  capital antioqueña, adaptándose a su nuevo hogar  deportivo.

“Estoy muy agradecido con Dios por  darme esta oportunidad  tan grande. Todo ha sido  con esfuerzo y dedicación.  También con el profe César  Mejía, quien me  ha enseñado a ser mejor  persona y mejor jugador día  a día”, dijo.

Sobre el proceso que tuvieron para dar a conocer al jugador, Mejía contó que hace parte de una tarea que ellos llevan haciendo hace varios años. “Nosotros salimos a nivel nacional a jugar diversos torneos y en diciembre  hicimos una gira por Cali  con 30 jugadores y Kevin  de Arco y Estiven Mendoza eran dos jugadores que  querían América y Orsomarso, pero también había un veedor de Atlético  Nacional y se llegó a un  acuerdo con ellos para tenerlos en sus equipos menores”, subrayó Mejía.

Image
La opinión
La Opinión