Escuchar este artículo

Sigue la pesadilla brasilera para Colombia

Miércoles, 7 de Septiembre de 2016
El gol le generó a Brasil la tranquilidad de poder atacar libremente sin temor a equivocarse.

Por primera vez en lo que va de eliminatoria Brasil hizo los seis puntos de la doble fecha, y Colombia no pudo completar la hazaña en Manaos, al caer derrotado 2-1 ante los pentacampeones del mundo, por la octava jornada de la eliminatoria sudamericana a Rusia-2018. 

Los futbolistas colombianos, conocedores de la ardua batalla que les esperaba, no habían terminado de acomodarse en el campo de juego cuando tuvieron que reordenarse para sacar de la mitad, cuando apenas el cronómetro marcaba un minuto y treinta segundos, pues Brasil se aprovechó de un descuido en la marca de pelota quita, y abrió el marcador a su favor después de cobrar el primer tiro de esquina del partido. 

Neymar cobró un lanzamiento de esquina con mucho efecto, buscando el primer palo del arco defendido por David Ospina, y desde atrás el zaguero Miranda aprovecharía una pared en el área para escapársele a su compañero en el Inter de Milán, Jeison Murillo, y rematar sin oposición alguna.

El terror de Stefan Medina

El gol le generó a Brasil la tranquilidad de poder atacar libremente sin temor a equivocarse, y a Stefan Medina una pesadilla de la que pudo despertar por partes, solo hasta que Colombia empató.

Neymar y Marcelo se hastiaron de juguetear por la banda izquierda y avanzaron por ese carril cuantas veces se lo propusieron. 

Hasta los 30 minutos de la primera mitad, James Rodríguez y Carlos Bacca, dos de los pesos pesados del técnico Pékerman en ataque; estuvieron absolutamente perdidos en la cancha. Deambulando por el frente de ataque, ni el volante del Real Madrid, ni el delantero del Milan pudieron mostrar destellos de su talento.

Mientras Brasil se fortalecía con su pareja de volantes centrales, Casemiro y Paulinho, por parte de Colombia el único que intentaba algo distinto era Luis Fernando Muriel.

Así, a los 36 minutos un tiro libre le daría a Colombia el empate gracias a un gol en propia puerta del central Marquinhos.

Para el segundo tiempo Colombia mostró otra cara. Salió con más ímpetu y con otra disposición, intentando desequilibrar el marcador en los minutos iniciales.

Sin embargo, volverían los errores en marca que tanto le han costado al equipo cafetero, y faltando quince minutos para sellar el empate reaparecería, una vez más, Neymar para anotar el segundo y definitivo gol, que le dio la victoria a Brasil y que dejó a Colombia con el amargo sabor de la derrota.

De esta manera Colombia se quedó con 13 puntos y es cuarto momentáneamente, a la espera de lo que pudiera hacer Ecuador, que también tiene 13 unidades; y que cerraba la octava fecha de eliminatorias enfrentando a Perú.

La próxima fecha de la eliminatoria sudamericana será en octubre, y Colombia visitará a Paraguay para luego recibir en Barranquilla a Uruguay.

Image
Jairo Andrés Navarro