Escuchar este artículo

Noticias del 83

Sábado, 4 de Diciembre de 2021
E alcalde Luis Vicente Serrano emprendía un ambicioso plan de vivienda para los empleados de la administración local.

Comenzaba a despegar el gobierno de Belisario Betancourt y con los recientes nombramientos, las promesas y proyectos del nuevo ejecutivo no se hicieron esperar. Para el año en mención, un cúmulo de noticias, sobre todo del sector oficial fueron apareciendo a medida que transcurrían y son precisamente éstas las que vamos a reseñar a continuación.

Fue bien recibida en los círculos profesionales de la ciudad, el nombramiento del joven abogado Luis Jesús Botello Gómez. En los principales medios locales se leían comentarios tales como “…para fortuna de los cucuteños, este cargo es desempeñado con lujo calidades por este joven ejecutivo de 28 años, nacido en Las Mercedes y quien ha estado al frente de varias dependencias gubernamentales, en cada una de las cuales ha demostrado su capacidad e idoneidad como trabajador y dirigente”.

El doctor realizó sus primeros estudios en la escuela urbana de su pueblo natal y luego de trasladarse a la capital del departamento, obtuvo su cartón de bachiller en el colegio Agustín Codazzi y su título profesional en la Universidad Libre de Colombia en la misma ciudad. Posteriormente formalizó sus estudios de especialización en la Universidad del Rosario en Bogotá.

Estar en la Personería Municipal de Cúcuta fue para el doctor Botello un verdadero motivo de orgullo y satisfacción, pues con ello pudo ver realizadas las diversas actividades fundamentales para el progreso de su ciudad que en el pasado se había propuesto. De igual manera, su vinculación a la administración municipal se constituyó en el aporte que los elementos jóvenes y de ideas renovadoras necesitaban para conseguir los cambios tan imperiosos para la ciudad y la región.

Mientras esto sucedía en la política, el alcalde Luis Vicente Serrano emprendía un ambicioso plan de vivienda para los empleados de la administración local. En un Consejo Administrativo en el que se contó con la presencia del Jefe de Planeación, Carlos Luis Dávila, los ingenieros y arquitectos vinculados a ella y el gerente del Banco Central Hipotecario, se acordó un plan para financiar viviendas para los funcionarios municipales. El alcalde explicó que las viviendas serían unas modestas pero cómodas casas de ochenta metros cuadrados para lo cual ya contaba con el 80 por ciento de la financiación con sus propios recursos y que el veinte por ciento restante sería aportado por el BCH. La obra sería iniciada a los quince días de aprobado el crédito del banco, mientras se adecuaban las vías de acceso al lote donde se construirían dichos inmuebles. Las obras de pavimentación se encargaron a la empresa Pavimentemos, las cuales serán pagadas con los 38 millones de pesos, recursos que ingresaron a las arcas del munic
ipio por concepto del recaudo de impuestos, según informó el alcalde Serrano. Con los mismos recursos, se comenzó a desarrollar un plan de parcheo de calles, pues según el mismo burgomaestre, “la ciudad tiene más huecos que calles”.

En el sector privado, la noticia del momento era el lanzamiento de un nuevo producto de la empresa Postobón. Con un amplio análisis de las ventajas que tiene para el consumidor, Postobón lanza su primera bebida dietética. Para el evento fue invitado el director técnico nacional de la empresa, el ingeniero químico Luis Carlos Gutiérrez, quien hizo un recuento histórico de la empresa, que a través de su historia se ha preocupado por brindarles a los colombianos las mejores bebidas refrescantes. Dicha presentación se cumplió en las instalaciones de la fábrica de Gaseosas La Frontera S.A. filial de Postobón en esta ciudad.

En la Academia de Historia Nortesantandereana de Historia, se había nombrado por estos días a un ilustre personaje de amplio reconocimiento en el campo de la cultura, el abogado, poeta, escritor e historiador nortesantandereano, nacido en Ocaña, Eligio Álvarez Niño. Como periodista había sido colaborador en diversos medios locales y nacionales, así como editorialista  en el periódico Ocaña y director de “Espigas”, periódico que fue fundado por Adolfo Milanés. En su vida profesional se desempeñó como Juez de Trabajo, Personero Municipal, Secretario de Gobierno Departamental y Jefe de Publicaciones y Estadísticas del Ministerio del Trabajo. Después de trabajar en el sector privado por más de diez años, con la compañía italiana Olivetti en el cargo de Jefe de Personal, se retiró para ocupar la gerencia de la Caja de Previsión Departamental y luego desempeñarse, por poco tiempo como Secretario de Educación del departamento. Ahora asumía el cargo de Secretario de la Academia, una institución fundada en 1936 por Ordenanza 42 de 1936, luego de la aplicación de la Ley 43 de 1973 que elevó a la categoría de Academia  el anterior Centro de Historia.

En otra de las actividades profesionales, la Unión de Contadores del Norte de Santander celebraba sus 25 años de existencia y para celebrar este acontecimiento, su presidente Rafael Rangel Durán, “Randú”, para sus amistades y colegas, y su secretario Lisandro Valencia elaboraron un interesante programa que se cumplió en las instalaciones del Hotel Tonchalá. El acto inaugural contó con la presencia del padre Ángel Atienza, quien ofició una solemne misa por el eterno descanso de los contadores desaparecidos, acto al que asistieron los socios y familiares. Al inicio de la reunión, el presidente Rangel pronunció un emotivo discurso haciendo un recuento de todas las actividades realizadas durante los cinco lustros pasados, la prosperidad económica que mostraba la Unión e invitó a todos los asociados al cumplimiento estricto de los postulados que rigen la profesión y a exaltar cada día más la moralidad de la profesión del contador nortesantandereano.

Al asesor jurídico de la Unión, doctor José Antonio Rubio, se le declaró miembro honorario y le fue entregada una placa en reconocimiento de sus buenos servicios prestados durante todo el tiempo que llevaba la Unión. Igualmente le fue entregada una placa distintiva al presidente Rafael Rangel, por parte del pleno de los contadores para lo cual se designó a la gentil y distinguida contadora Maura Labrador. Al gobernador Franco Gálvis, quien participó de la fundación del grupo 25 años antes, también se le reconoció y agradeció por los importantes servicios prestados. Al cierre intervino el representante de los contadores a nivel nacional, Gustavo Vivas quien exaltó la labor de sus colegas locales. Al finalizar los actos,  los acordes de la orquesta de Manuel Alvarado acompañaron a los participantes en su jornada de clausura.

Redacción: Gerardo Raynaud D. | gerard.raynaud@gmail.com

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Patrocinado por La OpiTienda