Escuchar este artículo

Sabatinas: Los ventanales de Hoy (I)

Sábado, 12 de Febrero de 2022
Historia contemporánea


Redacción
Gerardo Raynaud D.
gerard.raynaud@gmail.com

Para que el título no se preste a confusiones, el ‘Hoy’ se refiere al periódico que por los años de mediados del siglo pasado circulaba por estas tierras, con un surtido y variado temario noticioso que interesaba a todos los pobladores de la ciudad y sus vecindades.

Hace algunos días leyeron ustedes la crónica publicada con el título de “Ventanales de la ciudad”, que es la etiqueta que distinguía el registro noticioso del diario Hoy, pero que ahora he agrupado en pequeñas reseñas, siguiendo el mismo estilo propuesto por el periódico.

En comienzo, las notas eran más extensas, por lo general se escribían dos o tres en la página, hasta que tuvieron que reducirse, tal vez, por la escasez de información, pues en sus últimas ediciones solamente reseñaban noticias de poca extensión como las que vamos a mostrar en esta crónica y que corresponden a las escritas a lo largo del año 1951:

1. Un buen parquero. El Parque de Santander, que hasta hace poco era un potrero se está convirtiendo en una obra de ornato de la ciudad, merced al magnífico parquero que está pradizando tan céntrico lugar. Ojalá que la gramilla que ha escogido se utilice para los otros prados de los demás parques sigan su ejemplo. Al enviar nuestra felicitación al abnegado trabajador esperamos que la Sociedad de Mejoras Públicas sepa premiar su estupenda labor que merece los mejores aplausos.

2. Muy bien funciona el manicomio. Uno de los establecimientos de asistencia social que está mejor servido en la actualidad es el manicomio de Cúcuta. El edificio que donaron los esposos Soto Meoz ha sido ampliado con nuevos pabellones y otros servicios. Las Hermanas de la Caridad prestan en forma abnegada sus servicios a la institución. Además, el síndico del establecimiento, don Domingo Pérez Hernández, realiza una labor digna de elogio.

Cada una de las secciones del manicomio, es decir, la masculina y la femenina, tiene su bosque sembrado de mangos, papayos, hortalizas, etc., que los enfermos bajo la dirección de la madre superiora cuidan con esmero y que les sirve de distracción. En el jardín se levanta una estatua del Salvador. En el curso de pocos días, tan pronto apruebe el prelado diocesano los planos, se iniciará la construcción de la capilla de la Virgen de Las Angustias. También están levantadas las paredes para una escuelita, faltando solamente el techo. El señor Pérez H. proyecta allí una escuelita gratuita de niñas a cargo de las hermanas de la caridad, la cual vendrá a ser también una distracción para las religiosas. Mensualmente sales del manicomio más de treinta personas completamente alentadas.

Los tratamientos médicos han convertido este sanatorio en uno de los mejores del país, dado el alto porcentaje que mensualmente da de baja. Basta decir, por ejemplo, que en marzo abandonaron el establecimiento 36 ciudadanos ya restablecidos. De Venezuela vienen muchas personas a esta verdadera casa de salud. La mayoría de locos son de la provincia de Ocaña. A un nuevo barrio ha dado lugar el manicomio, es el sector comprendido entre los barrios Alfonso López y La Magdalena, lleva el nombre de El Salvador, a solicitud de las religiosas y los vecinos. En días no lejanos veremos también un hermoso paseo desde el sanatorio hasta El Pórtico siguiendo la diagonal de la tubería del acueducto. Pero el nuevo barrio de El Salvador necesita, cuanto antes, una obra de embellecimiento.

Afortunadamente existe el terreno necesario para la construcción del Bosque Salvador Moreno, según un acuerdo redactado hace varios años por el doctor Rubio. Tenemos noticias de que para esta obra han ofrecido su colaboración los señores Domingo Pérez Hernández y Roberto Moreno. El parque, pues, no costará nada, ya que las religiosas lo cuidarán. Solamente es necesario la construcción de un puente que no pasa de dos mil pesos, a fin de cuadrar el terreno para este sitio de ornato el cual dará entrada a la carretera del Magdalena. La Sociedad de Mejoras o el municipio deben destinar la suma para el puente a que se hace referencia y facilitar la maquinaria para arreglar el lote destinado para el parque Salvador Moreno.

3.  Se cumple el 22 de septiembre el séptimo aniversario del establecimiento en esta ciudad de la casa de las hermanas Vicentinas quienes fueron traídas en septiembre de 1944 por el padre Daniel Jordán con motivo de las bodas de oro sacerdotales del canónigo cucuteño Demetrio Mendoza. Con tal motivo las religiosas proyectaron dar al servicio en dicha fecha la moderna Capilla de la Medalla Milagrosa, cuya construcción se debe al espíritu público y generoso de los esposos, don Antonio Copello y señora Merceditas Faccini de Copello, así como se rendirá también un justo homenaje en compañía de los centenares de mendigos de la ciudad, a los virtuosos esposos que han sido sus benefactores en estos años de permanencia en Cúcuta. Igualmente, el canónigo Mendoza será invitado a que oficie las ceremonias religiosas de ese día y es posible que para esa fecha se establezcan también en nuestra capital los misioneros redentoristas, quienes desde hace dos años y medio compraron en la Urbanización La Merced, a media cuadra de la puerta principal del estadio.

4. La Clínica San Miguel Arcángel. Por un colega de la localidad de que el doctor Miguel Roberto Gelvis Sáenz   iniciará muy pronto, a un lado de la lujosa mansión que construye en el barrio La Merced, la edificación de la Clínica de San Miguel Arcángel, cuyos planos ya tiene listos, la cual contará con servicios completos y modernos. Para este nuevo centro de salud se contratarán las religiosas españolas Hermanas Veladoras de San José, quienes dirigen la Clínica Garcés de Cali y otros importantísimos establecimientos de asistencia social del país, dada su técnica preparación.

5. Arborización del barrio Colsag. En el curso de este mes de octubre, la Sociedad de Mejoras iniciará la arborización de la urbanización Colsag,  con centenares de casquitos, alejandrías, astromelias, crotos, etc., ya que las primeras 50 casas las adjudicará la cooperativa en estos días. Ya como lo informó un periódico capitalino, el barrio tendrá 613 casas, teatro, tres escuelas, parques, templo parroquial de La Concepción, etc. y para diciembre se espera dar al servicio cien casas más. La noticia de que el barrio llevará el nombre de Las Brisas y que allí se levantará un monumento en honor de don Elías M. Soto todavía no ha sido confirmada.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda