Escuchar este artículo

Aumentaron a 14 los quemados por pólvora en Norte de Santander

Lunes, 28 de Diciembre de 2020
A pesar del toque de queda decretado en todo el departamento y la prohibición de la pólvora.

A 14 ascendió la cifra de quemados por manipular pólvora en Norte de Santander, pese a las prohibiciones de venta y uso de este material. 

A pesar del toque de queda decretado en todo el departamento, además de las múltiples campañas y advertencias para evitar el uso de juegos pirotécnicos, el número de pacientes con quemaduras siguió en ascenso en los últimos días. 

Antes de la celebración de la Navidad, las autoridades de salud en Norte de Santander habían reportado ocho casos, de los cuales tres eran menores de edad y cinco adultos, distribuidos en Hacarí, San Calixto, Ocaña, Los Patios, Convención, El Tarra y Cúcuta.

En un primer informe posterior a la Nochebuena no fueron registrados nuevos casos, sin embargo, en un segundo reporte con corte al 26 de diciembre, se pudieron evidenciar seis quemados más.

Lamentablemente, según el nuevo listado, cuatro son menores de edad y dos son adultos. Los casos tuvieron lugar en Hacarí, Villa del Rosario, El Carmen y Cúcuta. 

Dos de los afectados son de gravedad, uno de ellos es un menor de cuatro años, quien reside en Hacarí, que tuvo una quemadura en la cara y daño ocular, a causa de un volador.

El segundo, es un adulto en la capital nortesantandereana, que tuvo una quemadura de tercer grado provocada por un explosivo en una mano, además de la amputación de varios dedos. 

Los restantes pacientes tienen quemaduras de primer y segundo grado, con laceraciones en miembros superiores.

Cabe resaltar, que según el último informe de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), en los estratos más altos de la ciudad es donde más se está quemando pólvora y por esta razón van a seguir haciendo los respectivos controles.

Las sanciones

Ante la cifra de menores quemados, que alcanza el 50% del reporte total, es importante destacar que los padres están expuestos a sanciones incluso penales, por permitir la manipulación de los juegos pirotécnicos. 

Así lo confirmó el coronel José Luis Palomino, comandante de la Mecuc, quien señaló que hay sanción pecuniaria por incumplir el Código Nacional de Policía y sanciones penales, pues los acudientes trabajan como garantes para proteger la vida y la integridad de los menores de edad.  

“Esto no es culpa del niño, esto es culpa del adulto que le dio el dinero o permitió que el menor de edad jugara con los explosivos, por eso seguimos haciendo el llamado a la responsabilidad y a que acaten las normas de prohibición”, agregó el alto mando policial.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas