Escuchar este artículo

Cae el presunto asesino de un hombre que suplicó por su vida

Jueves, 22 de Marzo de 2018
Brayan Dayan Patiño Amaya, de 23 años, fue detenido en la ciudadela La Libertad.

Brayan Dayan Patiño Amaya, de 23 años, fue detenido en un operativo desplegado por personal de la estación de Policía La Libertad y el Grupo de Reacción Bancaria.

Este hombre, conocido como Brayan, lo sindican de ser el asesino de Alexis Valbuena Montaña, de 28 años, Pollo. 

Lea también Ataque dejó un muerto y un herido en Santa Ana

La captura se llevó a cabo en la ciudadela La Libertad, cuando los uniformados desarrollaban un trabajo de registro y solicitud de antecedentes. 

“Patiño al notar a los uniformados tomó actitud nerviosa e intentó huir del sector, siendo interceptado metros más adelante”, señaló el reporte judicial.  

Revisada la base de datos, la autoridad policial encontró que Patiño Amaya era requerido por un Juzgado Penal Municipal con funciones de control de garantías, por los delitos de homicidio agravado y tentativa de homicidio.

“Brayan fue vinculado a un proceso judicial por su presunta participación en el homicidio con arma de fuego contra Alexis Valbuena, en hechos registrados el 19 de noviembre de 2016, en la calle 5 entre avenidas 2 y 3, del barrio Santa Ana, hecho en el que también resultó herido Lenin Peña Bernal, quien se encontraba con el hoy occiso”, aseguró la Policía Metropolitana en un comunicado de prensa.

El comunicado añade que verificados los registros judiciales se estableció que Patiño Amaya tiene anotaciones judiciales por porte, tráfico y fabricación de estupefacientes.

Las autoridades continúan con las investigaciones para establecer la participación de Brayan en la comisión de otros casos delictivos registrados en la capital de Norte de Santander. 

Suplicó 

El día del homicidio, Alexis Valbuena Montaña rogó por su vida al pistolero, que según las investigaciones, resultó ser Brayan Dayan Patiño, quien le disparó en dos oportunidades. 

Valbuena al ver que el hombre armado le apuntaba, le dijo una y otra vez que él no debía nada, que no lo matara, pero a su verdugo no le importó y apretó el gatillo.

El hombre, cayó al pavimento gravemente herido, mientras que su asesino huyó con el cómplice que lo acompañaba.

En la huida, a uno de los agresores se le cayó la pistola, por lo que tuvo que regresar y recogerla, para luego subirse a una moto Bera Socialista, roja, para huir con rumbo desconocido. 

En el hecho, el pistolero también atacó a Lenin Peña Bernal, quien acompañaba a la víctima mortal.

Según testigos, cuando Peña vio llegar a los dos agresores, corrió una cuadra, pero fue alcanzado y baleado.

Los dos hombres acababan de llegar a ese sector de La Libertad, cuando fueron ubicados por los delincuentes, que tendrían aspecto de adolescentes, según lo dicho en su momento por los vecinos.

Image
La opinión
La Opinión