Escuchar este artículo

Capturan a ‘Cucho’, exmilitante de Farc en Tibú

Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Participó en la dejación de armas en Caño Indio y estaba recibiendo beneficios del Gobierno.

El Departamento de Policía de Norte de Santander (Denor) capturó a José Joani Guerrero Cortés Alias, alias ‘Cucho’, por organizar y querer efectuar un atentado en contra de la Fuerza Pública en Tibú.

El hombre, de 42 años y oriundo de Puerto Boyacá, tenía en su poder una granada de fragmentación IM-26 en el momento que uniformados del Denor adelantaban un operativo de control y vigilancia en la zona.

'Cucho', exmilitante de Farc, era el cabecilla de la comisión de la disidencia de las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Lea también Atentan contra estación de Policía en Tibú

Cabe resaltar que Guerrero hizo parte del proceso de dejación de armas que se cumplió en Caño Indio, después de la firma de los acuerdos de paz, por ello estaba recibiendo beneficios del Gobierno Nacional.

El procedimiento

Miembros del Denor le hallaron el explosivo cuando se adelantaba la respectiva inspección a la motocicleta Owen Empire, de placas venezolanas, en la que se movilizaba.

Las autoridades iniciaron el proceso de judicialización por el delito de fabricación, tráfico, porte de armas y municiones de uso privativo de las Fuerzas Armadas.

Tras esta captura, se implementaron nuevas estrategias de seguridad, con el fin de evitar más hechos de violencia que atenten contra la población.

La moto fue inmovilizada y el capturado quedó a disposición de la Fiscalía Primera Seccional del municipio.

Antecedentes

Según las autoridades, este hombre recibió instrucciones de ‘Richard’, segundo cabecilla del disidente Frente 33, para asesinar a un policía mediante el plan pistola o lanzamiento de algún artefacto explosivo, acción que debía cumplir en un  plazo máximo hasta el  15 de diciembre.

Guerrero Cortés hizo parte del atentado ocurrido en el sector Puente Amarillo el 20 de noviembre donde resultaron heridos tres policías. Además, se encargó de la distribución de panfletos alusivos a esa estructura criminal en agosto en el casco urbano de Tibú, donde fueron amenazados los comerciantes de licores del municipio.

Por último, coordinó el atentado en contra de la Policía en Tibú, causando daños materiales a la infraestructura y al parque automotor de la estación.

Image
La opinión
La Opinión