Cayeron los jíbaros de Los del Cerro

Lunes, 30 de Noviembre de 2020
Los integrantes de la banda delincuencial delinquían en la ciudadela La Libertad.

Durante los últimos seis meses, los uniformados de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Metropolitana de Cúcuta, estuvieron dedicados a seguirle el rastro a los integrantes de una banda delincuencial conocida como Los del Cerro, que se encargaban de inundar de drogas las calles de los barrios Bellavista, Aguas Calientes, San Mateo y Morelli, hasta lograr llevarlos tras las rejas.

Sin embargo, las autoridades conocían el accionar del cabecilla de esta red de microtráfico, porque ya lo habían capturado en otras oportunidades.

Simón López Sánchez fue detenido por la Sijín, en septiembre de 2016, señalado de pertenecer a la banda del Gordo, dedicada a vender cocaína y marihuana Cripy, en el barrio Bellavista, de la ciudadela La Libertad.

El líder de esta banda fue identificado por las autoridades en ese momento como Yeisson Gil Gamboa, alias El Gordo o Botija, quien también fue capturado.

Sin embargo, López retomó sus labores delictivas y conformó la estructura recientemente golpeada por la Policía Metropolitana.

Los Reboleros, entre el microtráfico y la muerte

 

 

El operativo

Luego de que la Sijín tramitara las órdenes de captura contra estos miembros de la banda, en coordinación con la Fiscalía 19 Antinarcóticos, desplegó al menos cinco allanamientos en estos barrios de la ciudadela La Libertad para capturar a los hombres señalados de integrar la organización.

Los policías adelantaron los allanamientos de manera sigilosa, desde las 6:00 de la mañana, para que los microtraficantes no tuvieran oportunidad de evadir el cerco que les tendieron alrededor de la zona donde mantenían el fortín.

“No hubo resistencia ni tuvimos riesgo de una confrontación, porque les llegamos de sorpresa y pudimos capturarlos”, dijo una fuente judicial.

Los uniformados llegaron hasta la calle 36 con avenida 11, de Bellavista, donde fue detenido López Sánchez.

En inmediaciones de este lugar también fue capturado José Gregorio Aponte Herrada, El Veneco, quien fungía como el cabecilla financiero.

Entre tanto, en la avenida 9, del barrio La Libertad, fue detenido Cristian Eduardo Barrios Valbuena, alias Manchas, expendedor.

Extraoficialmente se conoció que dos personas también fueron detenidas en flagrancia, pero posteriormente quedaron en libertad.

Las autoridades conocieron que estos hombres permanecían en la vía pública a la espera de que llegaran los consumidores, una vez recibían el dinero de la droga, que oscila entre $10.000 por dosis de marihuana y $5.000 por base de coca, llegaban hasta las viviendas que utilizaban para almacenar las sustancias y así  llevárselas a los clientes.

La Sijín infiltró a algunos de sus hombres en la organización y así pudo evidenciar el accionar delictivo de Los del Cerro.

El uniformado que se caracterizó como un consumidor de drogas, logró grabar las compras controladas de las dosis de drogas y así fueron judicializados los miembros de esta red de microtráfico.

A la cárcel, el combo de Yeison por varios delitos

 

 

La disputa

Según se conoció, Los del Cerro mantenían una disputa frontal por el dominio del territorio con la banda conocida como Los de la 15, que fue desarticulada en una operación entre la Sijín, el CTI de la Fiscalía y la Seccional de Inteligencia Policial (Sipol) de la Policía.

Las autoridades adelantaron 14 allanamientos en diferentes barrios de La Libertad, en los que capturaron a trece personas, en la mayoría, miembros de una familia.

Por ahora la Policía continúa adelantando investigaciones para contrarrestar el fenómeno del microtráfico que deja a su paso hechos de violencia en las comunas de la capital de Norte de Santander y en los municipios del área metropolitana de Cúcuta.