Escuchar este artículo

Celos desataron un crimen pasional entre dos primos

Sábado, 5 de Mayo de 2018
4 hijos dejó Freddy Alonso Corredor Solano.

Mientras sostenía los documentos necesarios en su mano para tramitar la entrega del cadáver de su hermano, una y una otra vez se preguntaba por qué su primo José Albeiro Sandoval Estupiñán asesinó a su ser querido.

“Nos criamos juntos, somos como hermanos”, dijo el hermano de Freddy Alonso Corredor Solano, en las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía.

El homicidio ocurrió en medio de una riña entre los parientes, al parecer, desatada por celos, ya que Freddy era el exesposo de la actual pareja de su primo.

El hecho se produjo en la vereda Valderrama, zona rural de Gramalote, en cercanías a una escuela que está ubicada en la vía.

Según se conoció, Sandoval venía acompañado de su pareja sentimental, luego de asistir al entierro del abuelo de la mujer, cuando se encontraron con Freddy, quien se movilizaba en una motocicleta que atravesó en el camino.

Los dos primos discutieron y se agredieron, lo que produjo que José Albeiro lo apuñalara y le causara múltiples heridas en el cuerpo.

Freddy tuvo una herida en el brazo que le comprometió una vena y al parecer se desangró rápidamente.

A pesar de que la víctima fue trasladada al hospital de Santiago, los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida. El occiso, de 45 años, pasó 17 al lado de exesposa, con la que tuvo cuatro hijos, dos mujeres de 15 años, un varón de 16 y otro de 18.

Desde agosto del año pasado, la mujer decidió acabar con la relación sentimental. Freddy era agricultor en una finca ubicada en el antiguo Gramalote, de donde era oriundo y donde vivía con dos de sus hijos.

“Están destrozados esos muchachos”, dijo el hermano.

Capturado

En medio de la reacción de uniformados de la Policía de Norte de Santander, el agresor fue capturado con el cuchillo que utilizó para asesinar a su familiar.

Sin embargo, Sandoval estaba herido, por lo que fue trasladado por los policías a una clínica en Cúcuta, donde se recupera de las lesiones.

El coronel George Quintero, comandante de la Policía del departamento, aseguró que el detenido es custodiado en el centro médico y será judicializado por el delito de homicidio.

“La Policía invita a la comunidad a que conviva en tolerancia para evitar este tipo de hechos, que en un momento de exaltación terminan en graves consecuencias como lesiones personales y homicidios, como el ocurrido entre los dos familiares”, agregó el oficial.

Image
La opinión
La Opinión