Escuchar este artículo

Crimen a puñaladas en el barrio La Conquista

Lunes, 6 de Diciembre de 2021
Edinson Javier Roa Gamboa fue atacado después de una pelea.

El crimen de Edinson Javier Roa Gamboa, la madrugada de ayer, en el barrio La Conquista, se habría dado por el robo de un celular, que terminó en una riña campal, que se formó en un establecimiento nocturno de este sector que colinda con el Anillo Vial Occidental.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Lo que era un fin de semana como de costumbre para la víctima, entre tragos de cerveza y diversión, terminó en un ataque indiscriminado a puñaladas que acabó con su vida.

Edinson Javier, según se conoció, llegaba los sábados a la casa de su familia, ubicada a pocas cuadras de donde fue asesinado, luego de una intensa jornada laboral en una mina que está en Los Patios, para tener un momento de diversión, y luego regresaba muy temprano los lunes, a trabajar.

Aunque los familiares de la víctima aseguran que Roa no frecuentaba los establecimientos en La Conquista, precisamente, la noche del sábado él estaba tomando en un billar, con un grupo de amigos, por lo que todo parecía normal.

“De repente, empezaron a decir que se habían robado un celular y ahí se formó una pelea fuerte, eso tiraban hasta piedras”, dijo un testigo del hecho.

Según algunos habitantes de la zona, sobre la 1:30 de la madrugada, se desató la pelea entre dos bandos de hombres, lo que despertó a los vecinos del lugar en medio de lanzamiento de piedras y hasta botellas.

El señalamiento
Aunque entre los rumores del lugar está la versión de que Roa Gamboa presuntamente se había robado el celular, por el que se inició la riña, los familiares desmintieron este argumento, pues insistieron en que, en medio de la inspección y el levantamiento del cadáver que practicaron miembros de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho), las autoridades solo le encontraron su teléfono.

“Él tenía un celular grande, no necesitaba de robarse nada, además, trabajaba en la mina, porque siempre le gustó eso”, explicó el papá de Roa.

Los dolientes esperan que se haga justicia y que las autoridades puedan capturar al agresor que asesinó a su ser querido de al menos once puñaladas.

Precisamente, la mañana de ayer, un grupo de policías estaba tras las pistas del sospechoso del hecho, alrededor del barrio La Conquista.

Un hombre que acompañaba a Roa Gamboa, cuando fue atacado a puñaladas, será el testigo fundamental para que las autoridades identifiquen a los homicidas.

Los recuerdos en la familia
Al familiar de Edinson Roa se le inundan los ojos de lágrimas, al recordar la nobleza y el cariño que reflejaba en su hogar.

Los demás familiares lo recordaron como un hombre callado, que no se metía en problemas y que le gustaba estar alegre.

Siempre manifestó su agrado por el trabajo en las minas, por lo que los últimos tres meses se dedicó a trabajar como minero, cerca de la vereda La Garita, en Los Patios.

Aunque no dejó hijos, tenía sueños de conformar una familia, a pesar de que hace poco tiempo había terminado una relación sentimental, por lo que regresó a su hogar materno.

Por ahora las autoridades adelantan las pesquisas para identificar plenamente al agresor e iniciar el proceso judicial que permita capturarlo para que responda por el crimen.

“Ese sector donde ocurrió la pelea, que terminó en el asesinato de ese muchacho, es peligroso, se la pasa gente armada y por eso amerita que haya más control de las autoridades”, dijo un vecino del lugar.

El cadáver de Edinson Roa fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, mientras sus familiares adelantaban ayer los trámites para reclamarlo y darle el último adiós.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 
Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda